Cerrar
Por
Email WhatsApp Compartido por 7 personas
09.05.2018

Estos son los 5 errores más comunes que cometes al aplicar tu base de maquillaje

¿Culpable? Conviértete en una experta y dile hola al rostro perfecto.

Estos son los 5 errores más comunes que cometes al aplicar tu base de maquillaje

La base de maquillaje se ha convertido con los años en el paso imperdible de la rutina de belleza de muchas mujeres. En distintos tonos y para diferentes tipos de pieles, hoy puedes encontrar en el mercado productos para una resultado más natural o el que resiste por más de 16 horas.

Pero no importa si tienes la base de maquillaje perfecta, si es que cometes uno de estos 5 errores.

1. Escoger un tono diferente

¿Culpable de haber probado el color de la base de maquillaje en tu brazo? ¡ERROR NÚMERO 1! El producto debe ser testeado en el rostro o cuello (mejor aún si es en la quijada) para poder elegir así el tono correcto. Este se debe ir emparejando con tu piel a medida que difuminas.

Tip: Si buscas una nueva base de maquillaje, visita el córner en donde venden el producto y pide que te lo apliquen en tu rostro. Pruébalo durante todo el día y si te convence, regresa a la tienda a comprarlo.

2. Escoger una base que no se ajuste a tu tipo de piel

Además de la importancia del tono, debes conocer cuáles son las necesidades de tu piel y qué tipo de cobertura prefieres. ¿Quieres tapar pecas o imperfecciones? ¿Quieres un look natural y con glow? ¿Tienes piel seca? Analiza todos los factores de tu rostro y encuentra tu base perfecta.

via GIPHY

3. No preparar bien tu rostro

Este paso es uno de los más importantes en tu rutina. Limpia, tonifica e hidrata tu piel con los productos correctos, y no te olvides de añadir un primer que te ayudará a emparejar el rostro, disminuir los poros y sobre todo, a que tu maquillaje dure mucho más.

4. No escoger el corrector adecuado

Cada textura del producto será el resultado que obtendrás en tu piel.  Si eliges en crema o en barra, tendrás mucha más cobertura y podrás disimular tus ojeras o imperfecciones. Al preferir los de textura líquida, obtendrás un resultado más natural pero con menos cobertura. Tu decides.

5. No sellar tu base de maquillaje

Ya sean polvos compactos o sueltos, este paso es un imperdible en tu rutina. Con la cantidad justa, ayudará a que tu maquillaje se mantenga en su lugar. ¡Solo da golpecitos con la brocha, pero nunca barras tu cara! Dependiendo del tipo de piel que tengas, no es necesario aplicarlo en todo tu rostro.

Tip: Una bruma fijadora al final de tu rutina prolongará más la duración de tu makeup.

¿Eres culpable de alguno?

Comenta este post

cerrar