Cerrar
Por Autor: Bianca Mascenon.
Email WhatsApp Compartido por 5 personas
26.09.2018

Estos son los productos que debes llevar en el avión

¿Vas a estar en un vuelo largo? Anota los mejores tips para cuidarte en el avión.

Estos son los productos que debes llevar en el avión

Ya ordenaste y metiste todo en tus maletas, incluido un cosmetiquero repleto de productos de belleza, con los indispensables para unas vacaciones tranquilas y sin sobresaltos. ¡O eso pensabas, porque has olvidado un set de emergencia para el viaje! Y es que durante el vuelo te enfrentas a una situación letal para tu piel: la baja humedad de las cabinas (entre un 10 y un 20% menor que en condiciones normales) y la radiación UV que te llega a través de las ventanillas. Tomar mucha agua no basta. Descubre otros trucos para aterrizar con el rostro fresco y full descansado.

Piel deshidratada

¿Eres de las que sienten la piel estirada al poner un pie en tierra? Con un poco de previsión puedes solucionarlo rápidamente.
ANTES. El ácido hialurónico incentiva los mecanismos naturales de retención de agua de la epidermis. Con 15 días de antelación, aplícate un tratamiento que incluya este ingrediente.
DURANTE. Reprime tus instintos y no te mojes el rostro con agua, porque lo único que conseguirás es que el aire acondicionado se lleve la poca humedad que pudiera tener tu piel. Lo más aconsejable es echarte un spray hidratante varias veces y, a mitad de camino, usar una crema para intensificar el efecto. Invierte tres minutos en extenderla masajeando y notarás el cambio cuando aterrices. Recuerda, además, que si tienes por delante un largo trayecto —a más duración, mayor deshidratación— puedes aprovechar para usar una mascarilla de hidrogel para lucir perfecta.

Grasa en el cabello

Los cambios de temperatura y altitud alteran las glándulas sebáceas de tu cuerpo y tu pelo. ¡Ten cuidado! Nunca lo pases por alto.
ANTES. En el último lavado que te hagas en casa, emplea una mascarilla hidratante y dedica unos minutos a las puntas, enriqueciéndolas con un aceite capilar.
DURANTE. Ponte un poco de shampoo en seco a mitad de vuelo y date un último retoque antes de aterrizar para que absorba la grasa por completo. Si no lo tienes a mano, también sirven los polvos de talco, pero ojo con la cantidad: una sobredosis podría hacer que al bajar te confundan con Morticia, la madre de La familia Addams, y con la medida exacta estarás como recién salida de la peluquería en el momento de poner un pie en tierra. ¡Todos los paparazzi se fijarán en ti!

via GIPHY

Ojos cansados

El enrojecimiento ocular, las bolsas y las arrugas en el contorno también aparecen en los rostros jóvenes tras un trayecto en avión. ¡Y no te añaden un año, te suman una década! Evítalos.
ANTES. Acostúmbrate a dormir boca arriba con una almohada firme para evitar acumulaciones de líquido.
DURANTE. Lleva parches de drenaje para evitar la congestión. Te dejarán buena cara en 10 minutos. Si te da vergüenza, ponte unos anteojos de sol o despliega la mesita y esconde tu rostro como si estuvieras durmiendo. ¿No traes parches? Pide un vaso de agua con hielo, sumerge una cucharita y, cuando esté bien fría, presiona con ella las bolsas de los ojos con mucho cuidado.

Comenta este post

cerrar