Cerrar
Por Autor: Carlota Miralles. Nota original: Cosmopolitan.com/ES
Email WhatsApp Compartido por 7 personas
27.09.2018

7 pasos para lograr un maquillaje natural

La tendencia no makeup llegó para quedarse porque es ideal para el día a día.

7 pasos para lograr un maquillaje natural

¿Con ganas de cambiar tu rutina de maquillaje? Si eres de las que no puede salir sin máscara de pestañas ni labial, te contamos los pasos que debes seguir para lograr un look natural, potenciando los rasgos de tu rostro.

Limpia e hidrata bien antes

Preparar la piel para maquillarla es un paso crucial. Esta debe de estar limpia (y bien hidratada) para que el maquillaje no se cuartee. Una vez esté lista, “encontrarás tu tono de base ideal, probándola sobre la frente, no en la muñeca ni en el cuello. El tono que se funda con tu piel, dando pequeños toquecitos con el dedo, es el que te quedará más natural”, advierte Eduardo Ferreira, director artístico de Bobbi Brown.

Ojo con donde aplicas corrector

“La clave está en que pongas la cantidad necesaria y nunca te excedas”, sentencia Maite Tuset, senior make up artist de M·A·C. “Lo ideal es que añadas una gota de aceite esencial al corrector (así será más fácil de extender y no quedará tan pesado sobre la zona) y que lo apliques en la parte oscura de la ojera y lo extiendas hacia fuera, con pequeños toques y teniendo cuidado en la zona de las pestañas”, añade.

Usa solo el maquillaje justo

Huye del efecto máscara en tu rostro. ¿Cómo? “Aplica la base de maquillaje solo en puntos estratégicos, allí donde necesites corregir imperfecciones. El resultado será más natural, fresco y jugoso. Conseguirás una piel natural pero unificada”, asegura la maquilladora Cristina Lobato.

Olvídate de los polvos bronceadores

Elige un tono acorde a tu tez, ya que si los polvos de sol son demasiado oscuros el efecto será artificial. Además, “debes extenderlos con una brocha grande y tupida, ya que una estrecha dejará trazos sin difuminar”, advierte Gato, maquillador oficial de Maybelline New York. “Pasa la brocha por la paleta, sacude para retirar el exceso y luego haz movimientos circulares en los laterales de la frente, mejillas y barbilla, difuminándolos a continuación por todo el rostro”, concluye.

Hazte un eyeliner minimal

Si sustituyes el habitual ‘eyeliner’ negro por otro de un color menos duro, como el marrón o el gris, tu mirada estará definida, pero de una manera más sutil. Intenta que la línea sea lo más delgada posible y muy pegada a las pestañas, y así la gente pensará que no te has maquillado los ojos.

Rellena tus cejas con delicadeza

El boom de los iluminadores también llega a las cejas. Con ellos consigues suavizar el aspecto de las más oscuras, con reflejos sutiles, y aportar contrastes a las más claras, para darles profundidad y dimensión. La aplicación es fácil: tan solo tienes que crear trazos finos en la dirección en que crecen los pelos.

Aplícate labial con el dedo

Si buscas un aspecto más natural, incluso un efecto de boca mordida, olvídate del pincel específico para labios y utiliza tus propios dedos para extender el producto. Otra opción es que “uses una brocha flexible y así lograrás que no haya exceso sobre la superficie. Y que también optes por texturas cremosas, lo más parecidas a la del labio”, añade Maite Tuset.

Comenta este post

cerrar