Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
07.08.2012

Pregúntale a la nutricionista: Consejos para la operación bikini

Llega Agosto y empezamos a pensar en el bikini, pero ojo que tiene que ser con cuidado. Aquí les dejo unos consejos para que la operación bikini no se transforme en un problema. Un régimen de bajo contenido graso, basado en la combinación de alimentos, controlando calorías y cumpliendo los horarios (como hemos visto en […]

Pregúntale a la nutricionista: Consejos para la operación bikini

Llega Agosto y empezamos a pensar en el bikini, pero ojo que tiene que ser con cuidado. Aquí les dejo unos consejos para que la operación bikini no se transforme en un problema.

Un régimen de bajo contenido graso, basado en la combinación de alimentos, controlando calorías y cumpliendo los horarios (como hemos visto en columnas anteriores), puede ayudarnos a seguir una alimentación más sana, y por consiguiente, una reducción de peso adecuada y saludable. Pero los basados en una reducción exagerada de la cantidad de calorías pueden ocasionar cambios importantes en el metabolismo afectando seriamente nuestra salud, como por ejemplo, causando hipertensión, trastornos alimenticios, enfermedades cardíacas, además de deshidratarnos y causar problemas de desnutrición.

Las dietas que se basan en una pérdida rápida de peso, sólo funcionan temporalmente, de hecho las personas que aumentan de peso y luego lo pierden varias veces, y de forma cíclica, suelen terminar subiendo todavía más kilos de los que tenían en un principio.

Es alarmante el gran número de personas que consideran que los regímenes que están de moda o que prometen una baja de peso astronómica si tomas sólo agua durante los próximos 10 días, ayudan a bajar grasa, llegando así a reducir al máximo la ingesta de calorías, e incluso utilizando inhibidores del apetito, diuréticos y purgantes de forma desmesurada.

Este cambio brusco hace reaccionar al cuerpo haciendo más lento su metabolismo con el fin de utilizar menos calorías y de un modo más eficaz, e intentando almacenar la grasa en lugar de perderla, ya que el cuerpo no piensa “ah ok, comenzamos la operación bikini” no señoritas, el cuerpo dice “Dios mío estamos en época de hambruna hay que guardar!!”. Por esta razón la persona empieza a necesitar menos calorías o comer menos para mantener un peso estable, por lo tanto, es cada vez mas propensa a engordar.

Lo peor, viene cuando finaliza la dieta milagrosa, ya que la persona comienza a comer normal y vuelve a subir todo lo que había bajado, con esto vuelve a ponerse a dieta, y asi se transforma en un círculo vicioso conocido como efecto yo-yo. Al principio se puede perder muchos kilos, pero la mayor parte de ese peso es líquido. Tan pronto como se empieza a comer de forma normal, se recuperan los fluidos y también los kilos. Los dietas milagrosas suelen aportar una cantidad pequeña de vitaminas, minerales y oligoelementos, por lo que se puede causar problemas de salud.

Como consejo chicas les digo que lo mejor que pueden hacer es seguir una dieta balanceada, cumpliendo los horarios, quizás disminuir un poco las grasas y lo más importante…hacer ejercicio; con eso deberían conseguir una baja de peso saludable y quedar estupendas para el verano.

El  ritmo de pérdida de peso debe ser entre 0.5 kg a 1 kg semanal, es decir, entre 2 a 4 kg al mes, sólo si es necesario bajar de peso, si quieren saber si necesitan bajar deben calcular su IMC (peso en kilos/altura en cm al cuadrado → 54kg/1,65cm2 = 19,8) el resultado de la operación debe encontrarse entre 18,5 y 24,9  por sobre ese valor significa que estamos con sobrepeso, y menos de eso estamos con bajo peso. Las invito a calcular su IMC y saber si necesitan o no bajar de peso para el verano y comenzar a seguir una alimentación saludable para lograrlo.
Espero sus comentarios y dudas para la próxima semana!

Recuerda que puedes seguirme en Twitter @Valedecarcer o en Facebook Tu NutriHouse

Comenta este post

cerrar