Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
04.09.2012

Pregúntale a la nutricionista: Tips para comer menos!

Desde siempre se ha hablando de la importancia que los sentidos tienen a la hora de alimentarnos, y es que el olfato, la vista y el gusto son los que están implicados directamente en este acto, y son determinantes a la hora de ingerir un tipo u otro de alimento. Es cierto que el gusto […]

Pregúntale a la nutricionista: Tips para comer menos!

Desde siempre se ha hablando de la importancia que los sentidos tienen a la hora de alimentarnos, y es que el olfato, la vista y el gusto son los que están implicados directamente en este acto, y son determinantes a la hora de ingerir un tipo u otro de alimento.
Es cierto que el gusto y el olfato son sentidos que forman parte directa del proceso de ingesta de alimentos, pero la vista es muy importante y determinante en esta acción, ya que como hemos escuchado mil veces, ¡también se come por la vista!, y es que no es lo mismo presentar un alimento de una forma u otra, al igual que ofrecer una cantidad u otra de comida. La vista juzgará la presentación de los alimentos que interferirá en la forma de alimentarnos.

Las apariencias juegan un papel importante en la alimentación. Tal es esto que de la manera que presentemos la comida determinará la cantidad que ingiramos. Por esto les voy a proponer algunos trucos para ingerir menos alimento y aun así llegar a saciarnos a la hora de comer.

Antes de nada tenemos que saber que hay que comer de todo en su justa medida, pero si nos ayudamos de algunas triquiñuelas podemos obtener mejores resultados. Para empezar el tamaño de los platos y vasos es importante. Si presentamos la misma cantidad de comida en un plato pequeño o más grande nos dará un aspecto diferente pareciendo que estamos ingiriendo diferentes cantidades. En el plato pequeño parecerá que comemos más que en el grande, aumentando así nuestra saciedad.

El tamaño de las cucharas a la hora de servir la comida es importante, ya que cuanto más grandes sean menos cantidad de cucharadas tendremos que servirnos, dando la sensación de que comemos menos que si tenemos una cuchara menor y echamos más número. De esta manera entenderemos que comemos más cantidad y no seguiremos sirviéndonos más alimento.

Sentarnos a la mesa también hace que comamos menor cantidad de alimento, y es que seguir el ritual del primero y segundo plato, separando los alimentos, hace que comamos menos, pues parece que ingerimos más cantidad, cuando en realidad estamos comiendo lo mismo que si lo juntásemos todo en un mismo plato.  Por otra parte, aunque estemos solas es bueno sentarse a la mesa y que integremos en nuestro subconsciente que éste es el lugar donde comemos, no por cualquier parte; y lo que es aún más importante es que se concentren en comer, no que estén concentradas en otras cosas como la televisión o el computador.

Es importante que tengamos estos pequeños detalles en cuenta, pues comer, como todo, es algo a lo que debemos destinar el tiempo que se merece. No es bueno el apuro ni el estrés, porque a la larga nuestro cuerpo nos pasará factura.

Saludos, espero sus dudas y comentarios como siempre!

Recuerda que puedes seguirme en twitter en @Valedecarcer y Facebook Tu NutriHouse.

Comenta este post

cerrar