Cerrar
Karen Uribarri
Email WhatsApp Compartido por 3 personas
11.08.2017

El deseo sexual también se trabaja

El deseo es señal de buena salud pues depende del equilibrio hormonal, del adecuado funcionamiento del cerebro y los neurotransmisores. Entonces, cómo duermes, el qué comes, el ejercicio y los niveles de estrés, pueden afectar la libido.

El deseo sexual también se trabaja

El descanso es esencial y si bien no todos necesitan las mismas horas de sueño, lo claro es que necesitas al menos 7 horas de un buen dormir para funcionar correctamente en la vida y también para que se gestione el deseo. Más aún cuando estás sometida a altos estándares de tensión y estrés, pues eso desequilibra tus hormonas y drena la energía.

Asimismo, la importancia de la alimentación es esencial para poder tener energía y proveer de vitaminas y minerales a tu cuerpo que puedan potenciar la libido.

Con ese fin, es que te recomiendo aumentar el consumo de Omega 3 (venden cápsulas en casi todas las farmacias), ya que éste te ayudará a aumentar el nivel de dopamina, encargado de la sensación de gratificación del cuerpo. Además, mejora el flujo sanguíneo hacia la zona genital, ayudándote a mantener el tono de la musculatura vaginal. Aumenta también el consumo de proteínas (carnes, lácteos, frutos secos, etcétera), ya que te ayudarán a elevar los niveles de testosterona libre, esencial en nuestra vida sexual. Y el consumo del chocolate amargo también ayuda.

¿Qué disminuir? El consumo de alcohol, de tabaco y de hidratos de carbono. Toma mucha agua y entrégate al movimiento, ya sea a través de ejercicios o de caminatas.

La sexualidad positiva y a largo plazo también se trabaja, para que sea saludable por mucho tiempo. Cada día el ser humano vive más años y, supongo, no querrás vivirlos sin sexo.

@karenuribarrig

Comenta este post

cerrar