Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
21.12.2009

Viva el cuerpo de JLo!

El viernes tuve la posibilidad de estar en el concierto de Marc Anthony. Su señora, Jennifer López, lo acompañó en las últimas dos canciones y el panorama fue increíble. Ellos tienen una química salvaje, se hacen mucho cariño, se notan unidos. Mientras los veía, recordaba los rumores de separación que corrieron en un momento. Y […]

desconocido4.jpg
El viernes tuve la posibilidad de estar en el concierto de Marc Anthony. Su señora, Jennifer López, lo acompañó en las últimas dos canciones y el panorama fue increíble. Ellos tienen una química salvaje, se hacen mucho cariño, se notan unidos. Mientras los veía, recordaba los rumores de separación que corrieron en un momento. Y tuve la sensación de que si eso fue cierto, hoy están en aquella fantástica etapa de reconciliación, adoran decirse lo importantes que son el uno para el otro.
Pero dentro de toda esta escena de romanticismo, existe algo que llamó mi atención. El cuerpo de latina de JLo es algo difícilmente de olvidar. Está lejos (pero muy lejos) de ser la flaca de las portadas o la delgada que nosotras añoramos ser. Debe tener talla 42, unas curvas acentuadísimas gracias a la genética y al masajista negro que anda con ella y que, literalmente, le esculpe el cuerpo. Ella se siente divina en esa talla y liberada absolutamente de los 55 kilos como estándar de la belleza actual. Ahora, sí debo reconocer que en el video que mi profesor de spinning me mostró de JLo, se ve bastante más delgada que lo que yo vi el viernes, por lo que no sé exactamente cuál será el peso ideal para esta cantante.
Más allá de eso, a mí me dio la sensación de una mujer extremadamente saludable y feliz, lo cual celebro. No me la imagino haciendo dietas exprés ni pasando hambre por la vida.
Jennifer López tenía un sex appeal notable. Los hombres estaban con la boca abierta mirando a esta “hembra latina” que se desplazaba con una personalidad y seguridad alarmante.
Se los confieso para que comencemos la semana entendiendo que independiente de nuestra talla, necesitamos sentir que somos lo máximo. Y que nuestra sensualidad es digna de todo.
Que tengan unos días inolvidables!!
xoxo

Comenta este post

cerrar