Cerrar
Valentina Miranda Roa
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
28.02.2018

Los 8 momentos más vergonzosos en ceremonias de premiación

Desde raros discursos, reacciones de la audiencia y hasta caídas, revisa acá los errores que marcaron a Hollywood.

Los 8 momentos más vergonzosos en ceremonias de premiación

1. La particular mirada de Leonardo DiCaprio
Cuando Lady Gaga ganó su primer Globo de Oro por su actuación estrella en American Horror Story, caminó hasta el escenario totalmente emocionada. Fue en ese instante que pasó atrás de un sonriente Leo, quien se estremeció y se puso serio. El momento fue repetido los días siguientes por gracioso e incluso el actor explicó la situación diciendo: “Simplemente no sabía lo que me estaba pasando, eso es todo”.

2. El papelón del año en los premios Oscar.
Warren Beatty y Faye Dunaway estuvieron encargados de anunciar los ganadores de la categoría más importante de la ceremonia en el 2017. Pero, lamentablemente recibieron el sobre equivocado y dieron por ganadora a La La Land como “Mejor Película del Año”, cuando era realmente Moonlight. El momento quedó en la memoria de todos cuando el discurso de los directores del musical fue interrumpido para anunciar al real ganador.

3. Kanye interrumpe a Taylor Swift
Todos quedamos con la boca abierta cuando vimos que Kanye West se subió hasta el escenario de los VMA’S en 2009, le quitó el micrófono a Taylor Swift (quien se encontraba agradeciendo su familia por ganar el premio a “Mejor Video Femenino”) y dijo que Beyoncé merecía ese galardón. Los asistentes quedaron impactados y sobre todo Taylor, quien no pudo emitir palabra alguna tras el impasse.

Más tarde, cuando Beyoncé ganó el premio a “Mejor Video del Año” llamó al escenario a Taylor Swift para darle el espacio que se merecía y agradecer por su galardón.

4. John Travolta y su lápsus en los premios Oscar.
El actor tuvo la misión de presentar a la gran Idina Menzel, artista detrás de la canción de Frozen, Let It Go, pero sus nervios lo traicionaron y nombró en cambio a Adele Dazeem.

5. Las caídas de Jennifer Lawrence
Mientras subía los escalones para aceptar su galardón, cayó de forma glamorosa con su vestido Dior en los premios Oscar 2013. Un año más tarde, volvería a repetir su caída en la Alfombra Roja de los mismos premios.

6. La dolorosa caída de Madonna
En medio de su presentación Living for Love, la cantante subía unas escaleras cuando un bailarín pisó su enorme capa y la arrastró hasta el suelo. La caída fue dolorosa y Madonna tardó unos segundos en recomponerse, junto con su cara de avergonzada. De seguro el bailarín fue más tarde despedido.

7. Miley Cyrus versus Nicki Minaj
La ex chica Disney tuvo la misión de animar los VMA’s 2015, fue en estos premios que se dio una pelea en medio del escenario. Nicki Minaj subió al escenario a recibir su premio de Mejor Video Hip-Hop cuando aprovechó de mirar a Miley y decirle sin pelos en la lengua: “De vuelta a esta pe*rra que tuvo mucho que decir sobre mí el otro día en la prensa. Miley, ¿qué está bien?”. La rapera se refería a la entrevista que dio la ex chica Disney a New York Times en donde dijo que Nicki no era muy amable. ¡La tensión en el video es latente!

8. Miguel salta en la cara de dos fanáticas
En medio de su actuación en los premios Billboard 2013, el cantante decidió que lo mejor era saltar de escenario a escenario (la realidad no sabemos si eso era lo que realmente pensaba), cayendo agresivamente en la cara de dos mujeres. Lo peor de todo es que siguió cantando mientras las fanáticas se daban vuelta para disimular el dolor (creemos que también se sentaron en el suelo), mientras los que estaban alrededor de ellas bailaban como si nada hubiese pasado. Minuto 2:54.

BONUS

El particular aplauso de Nicole Kidman
Fue en la ceremonia de los premios Oscar 2017 que la actriz nos sorprendió por su forma de aplaudir que dio vuelta por redes sociales. Semanas después, Nicole reveló que se debió a que no quería dañar los caros anillos que llevaba puesto esa noche. “Fue muy incómodo. Yo estaba como dios, quiero aplaudir, no quiero no aplaudir, ¿qué será peor?”.

Fuente: Cosmopolitan.com

Comenta este post

cerrar