Cerrar
Por Autor: Lottie Lumsden. Fotografías: Matthew Eades.
Email WhatsApp Compartido por 5 personas
04.07.2018

La nueva vida de Camila Cabello

Nuestra Chica Cosmo de Junio, nos reveló en exclusiva cómo ha sido el viaje desde que dejó Fifth Harmony y se convirtió en solista. ¡Lee acá su entrevista!

La nueva vida de Camila Cabello

Pocos músicos jóvenes pueden competir con la trayectoria de Camila Cabello. Ella es la quinceañera que encontró la fama en The X Factor (EE.UU.) al ser enviada a una banda creada por Simon Cowell. Ese grupo era Fifth Harmony, uno de los más exitosos de los últimos seis años. Tuvieron dos álbumes en los top 10, múltiples tours agotados y, cuando estaban en lo alto de su fama, Cabello se fue, así como si nada. Sus ex compañeras de banda dijeron que se sentían “heridas y confundidas”, e insinuaron algo de rencor cuando empujaron del escenario a una muñeca parecida a Camila en los MTV VMA del año pasado (y en marzo anunciaron que se darían una pausa). Pero en el fondo, Cabello se estaba preparando para revelar su material en solitario al mundo.

via GIPHY

Incluso agotó las entradas de su tour mundial en tan solo un día. “Nunca me siento cómoda. No importa lo que me digan los demás, yo sé que necesito más que solo un buen álbum para tener una carrera” , dice. “Incluso cuando alguien me comenta que las estadísticas y los números son increíbles, me recuerdo a mí misma que debo mantenerlos por 15 años, como lo hicieron antes los grandes artistas… Es por eso que admiro a gente como Prince y Madonna, porque es como si me dijeran: “Cariño, tienes mucho por hacer antes de dejar de aprender y crecer”. Y agrega: “Nunca dejes que se te suba a la cabeza y siempre recuérdate a ti misma cuánto necesitas para ser mejor”.

Con conversaciones como esa, es fácil olvidar que Cabello tiene solo 21 años y que aún vive con sus padres en Miami. Pero no se puede dudar de su madurez, debido a que ha trabajado sólidamente en la industria musical desde los 15, cuando audicionó para The X Factor. “Muchas de las habilidades que tuve que aprender a los 15 las sigo aplicando ahora. Sería mucho peor si nunca las hubiera sabido. Me enseñaron a usar la presión a mi beneficio”, explica. “Es por eso que ahora me siento bien en situaciones de estrés, donde flotas o te hundes. Tuve que trabajar muy duro en The X Factor”.

“Hicimos tantas cosas juntas y pasamos por una de las experiencias más reve… reve… ¡Reveladoras! ¡Perdón, no he dormido como en dos semanas! Fui expuesta a trabajar, lo cual era mi sueño”. Pero fueron unos cinco años intensos, de tours interminables en malls para empezar.

via GIPHY

La forma en que todo terminó es un tema complicado para la artista. Es la única vez que se cierra durante la entrevista, y me dijeron de antemano que a ella no le gusta hablar al respecto. Pero lo que está claro es que Camila se sentía ahogada en el grupo y por eso empezó a escribir canciones en solitario desde muy temprano. “Comencé cuando tenía 16 años”, dice. “La misma época en que me gustaba un tipo, que también se sentía atraído por mí. Cuando nos íbamos de gira o en los días libres, me sentaba en el hotel a escribir en mi computador”. ¿De qué escribía? “Sobre mi primer pololo, mi primer beso, mi primera cita… Tenía un montón de canciones y yo quería expresarme completamente”.

Es por eso que irse sola y estar a cargo de su carrera fue increíblemente liberador. ¿Se sintió como quitarse un peso de encima? “Sí, definitivamente”, asegura. “Y todavía se siente muy bien… Me encanta tomar decisiones, porque el producto era algo que me representaba totalmente. Es como hacerte tu propio café o desayuno. Sabe mejor que el de un restaurante, porque es tuyo y tú lo hiciste. Así es como lo sentí yo”.

Cuando renunció a la banda, se tomó sus primeras vacaciones en cinco años y se fue una semana a Cancún. Pero no pasó mucho rato y ya sintió que se estaba borrando de la escena. Como resultado, es muy estricta con su agenda estos días, aunque claramente se ve cansada por los viajes de su tour.

“La única cosa difícil (de ser solista) fue que en un momento no tuve vida, porque siempre estaba trabajando. Necesitaba un equilibrio. No podía seguir viviendo apurada y sin tiempo. Después de unos meses sentí que esto no me estaba haciendo bien. El trabajo debería mejorar si es menos intenso. Algunas veces, cuando las cosas son como… Si no tienes un segundo para obtener otra persepctiva, empiezas a ver las cosas de una forma en la que no son”.

Al trabajar en la industria de la música, hay una cosa que le preocupa: estresarse al máximo. “Me carga llegar a ese punto”, dice. “No quiero que esto se transforme en una fuente de dolor. Sería un crimen para mí, porque esto es lo que más amo en el mundo. Por eso intento ser súper cuidadosa. Cada vez que siento que llegaré a ese punto, pienso: ‘Es bueno dar a conocer algunas cosas, o darme algunos días libres, pero hay que hacerlo’. Cuando estás estresada, solo quieres que pase rápido, pero si es algo que te encanta, nunca quieres llegar a ese punto”.

Otra persona con la que Cabello pasa mucho tiempo es Taylor Swift. Se conocieron hace cuatro años en los MTV VMA. “Sí”, dice sonriendo. “Me encanta. Siempre hablamos sobre hombres. Ella ama el amor, y nos gusta conversar sobre eso. Es divertido dejarse llevar hablando y soñando”. Respecto de si hay un hombre en su vida en este momento, Cabello prefiere no referirse. Pero recientemente fue fotografiada junto al británico coach de citas y experto en relaciones de Cosmopolitan Matthew Hussey en una playa en Cabo San Lucas, México.

“Desearía tener más tiempo para hacer todo lo que quiero. Siento que soy una dreamaholic. Siempre debo hacer cosas nuevas, como una canción, tener en mente ideas para un álbum o video”. ¿Se considera una mujer de negocios? “Esto es lo que sucede”, dice. “No soporto la palabra ‘dinero’. Simplemente no…”. Hace una pausa y piensa antes de agregar: “Mi peor miedo es grabar un álbum solo para vender mucho o ser súper exitosa. No quiero ser una persona que graba canciones en el estudio diciendo ‘esto les va a encantar a las radios’ o ‘vamos a ser millonarios después de esta canción’. Es demasiado incómodo para mí, porque la música no es un negocio, es mi vida. Solo necesito lo suficiente para que mi familia y yo estemos cómodos, y ha sido una enorme bendición hacerlo por ellos”.

Y con eso se acaba nuestro tiempo, Camila Cabello debe hacer otra entrevista. “Descansa”, me dice mientras me despido. “Tú también”, le contesto. “Ok”, responde. Detrás de la puerta es un caos. Otra periodista está esperando su turno, junto con un enorme equipo de grabación. Me da la impresión de que la artista no va a darse un descanso en mucho tiempo. Su álbum Camila ya está a la venta.

Comenta este post

cerrar