Cerrar
Por Por: Molly Young. Editora de moda: Kristen Saladino. Fotografías: Ben Watts.
Email WhatsApp Compartido por 4 personas
07.12.2018

Vanessa Hudgens y Nina Dobrev revelan sus poderes

A punto de cumplir 30 años, estas actrices están listas para seguir acaparando miradas. ¡Descubre más de ellas aquí!

Vanessa Hudgens y Nina Dobrev revelan sus poderes

Nina y Vanessa se hicieron conocidas por sus primeros proyectos (The Vampire Diaries y High School Musical, respectivamente) y los paparazzi documentaban sus romances (con Ian Somerhalder y Zac Efron). Parecía que lo tenían todo: el éxito, los más guapos, una melena envidiable.

Ahora ese éxito ha dado paso a nuevos desafíos, los guapos son historia y las actrices se cortaron el pelo y dieron vuelta la página para empezar sus nuevos capítulos. Vanessa tomó un giro más riesgoso con su actuación en Spring Breakers, donde interpreta a una party queen envuelta en una ola de crimen, y Nina está a punto de enseñarnos sus dotes de comediante a través de su personaje de chica mala en la nueva sitcom de la CBS, Fam.

Su entusiasmo de girl power se hace evidente al instante, porque es su tema de conversación favorito. En vez de ahondar en su vida amorosa, prefieren discutir sobre los lazos que comparten con otras mujeres. “Mi panorama favorito con mis amigas es invitarlas a mi casa, descansar en la piscina, tomar rosé, escuchar música y bailar”, dice Vanessa. (¿Qué hay en su playlist? Un montón de Radiohead). Cuando viaja le gusta mantenerse en contacto con su squad a través de Instagram. “Nos posteamos comentarios y nos enviamos notas de amor por DM”.

Uno de los momentos favoritos de Nina con sus BFF: luego de haber atravesado por una ruptura brutal, sus amigas la obligaron a escribir una lista con los pros y contras de su ex en un póster enorme. Luego, rompieron la lista de pros y pegaron la de contras en la pared de su pieza. “Las noches y las mañanas son lo peor, porque estás más vulnerable”, cuenta Nina. “Tienes que dormir sola, te las ves por ti misma… Ahí es cuando lo llamas o le escribes, sabiendo que no deberías. El póster era un recordatorio sobre por qué esa persona no era la indicada para mí”.

En el ámbito profesional el sueño de Nina es trabajar con directores como Greta Gerwig y Lee Daniels e interpretar a Audrey Hepburn en una biopic. Por su parte, Vanessa está lista para una carrera variada: “Quiero hacer una obra de Shakespeare y Tennessee William. Y, por supuesto, quiero trabajar con Tarantino, Spielberg y Scorsese. Estoy dispuesta a todo”.

¿Una cosa a la cual no están dispuestas? Dar detalles íntimos de su vida amorosa y sexual. Ambas tienden a ser cuidadosas sobre lo que dicen y comparten en sus redes sociales. (Y no hay dudas, porque los seguidores de ambas suman más de 46 millones de seguidores en Instagram, es decir, más que la población de Canadá). “Tiendo a no postear fotos con mis seres queridos”, asegura Nina. “Lo cual es gracioso, porque cuando subo una foto con algún tipo, los medios asumen que estoy saliendo con él. Me da risa, porque en la realidad si está en mi Instagram, significa que no estoy con él”.

Vanessa es más abierta al referirse a su pololo, el actor Austin Butler. Él frecuentemente aparece en sus RR.SS., acompañado de captions románticos y muchos emojis de corazón. De todas formas, desarrolló coraje, después de vivir el horror de ser hackeada y ver sus fotos privadas filtrarse en Internet. La primera vez ocurrió cuando solo tenía 18 años.

Para combatir las trampas de trabajar en el ojo público, Nina y Vanessa se han armado con técnicas de cuidado personal. “Hago mucho yoga”, afirma Vanessa. “Soy una persona meditadora, y eso me ha permitido llevar una vida sin estrés”. Y toma un enfoque filosófico de los altos y bajos de la fama. “Si puedes cambiar tu perspectiva sobre algo negativo, es posible convertirlo en positivo”. La forma de trabajar y jugar duro de Nina incluye ponerse a sí misma en las situaciones más confusas y aterradoras. Practicó paracaidismo, nadó con tiburones, saltó en bungee y, quizás la más aterradora de todas, actuó frente a una audiencia en vivo mientras tomaba clases de comedia e improvisación en Upright Citizens Brigade, y ahora frente al público del estudio de Fam. “Me atrae hacer cosas que me den miedo”, cuenta. “Quizás tengo una pequeña afición a las primeras veces. Cuando nunca has hecho algo antes, no sabes qué esperar. Es el miedo a lo desconocido. Te mantiene alerta”. Y es por eso, precisamente, por qué ambas mujeres siguen siendo tan divertidas de ver.

Comenta este post

cerrar