Cerrar
Valentina Miranda Roa
Email WhatsApp Compartido por 3 personas
14.01.2019

Sarah Hyland revela que estuvo al borde del suicidio

La actriz se sinceró por primera vez sobre esta situación.

Sarah Hyland revela que estuvo al borde del suicidio

Sarah Hyland, famosa por interpretar al personaje de Haley Dunphy en la serie de televisión Modern Family, ha sorprendido al mundo con una cruda confesión que realizó en el show de Ellen Degeneres.

La actriz ha tenido una complicada vida de enfermedades incluyendo displasia renal multiquística y endometriosis, que la han llevado a enfrentar más de seis cirugías incluyendo dos trasplantes de riñón en 2012 y en 2017 con solo 26 años.

Como era de esperar, este círculo de problemas de salud llevaron a Sarah a caer una severa depresión. “Tengo un trabajo increíble, un sistema de apoyo genial, pero después de 26-27 años de estar siempre enferma y con dolor crónico todos los días, no sabes cuando vas a tener un próximo día bueno. Es muy muy difícil”.

El mal momento que vivió Sarah Hyland la llevaron a contemplar el suicidio tal como lo reveló la misma actriz, luego de que Ellen Degeneres se lo preguntara directamente. “Estuve muy, muy, muy, muy cerca, sí. Le escribía en mi mente cartas a mis seres queridos, explicando las razones de que hubiera tomado esa decisión, para que supieran que no era culpa de nadie. No la quería escribir en papel porque no quería que nadie la descubriese y [supiese] lo serio que era”.

View this post on Instagram

@SarahHyland is a survivor.

A post shared by Ellen (@theellenshow) on

Finalmente la actriz aseguró que desechó el suicidio luego de poder hablar con una persona cercana que la ayudó a superarla situación. “Hablé en voz alta con alguien y esa persona me animó a hablar con un terapeuta. Solo el hecho de haberlo dicho en voz alta me ayudó inmensamente porque me lo guardé durante meses y meses, y expresarlo en voz alta me ayudó mucho”.

Cada uno somos diferentes. Cada persona que sufre ansiedad o depresión o tiene pensamientos suicidas. Así que no deberían escucharme solo a mí. Yo solo quiero compartir mi historia. Pero sí que creo que a veces hablar en voz alta de ello, verbalizarlo, hace que te des cuenta de lo ridículo que suena y ayuda a ganar un poco de perspectiva”, concluyó Sarah.

Comenta este post

cerrar