Cerrar
María Jesús Labarca B
Email WhatsApp Compartido por 10 personas
28.01.2019

Kendall Jenner y Bella Hadid son citadas a declarar por supuesto fraude millonario

¡Y no son solo ellas dos! Todos los detalles acá.

Kendall Jenner y Bella Hadid son citadas a declarar por supuesto fraude millonario

¿Te imaginas pagar miles de dólares por asistir al festival de música de tu vida? Un hotel de lujo en las Bahamas, una cartelera de músicos impresionantes y la mejor comida para disfrutar, y mucho más. De eso se trataba la fiesta FYRE Festival.

Al comienzo para darle más boom al evento, algunas celebridades como Bella Hadid, Kendall Jenner, Hailey Baldwin, Emily Ratajkowski y Elsa Hosk, aparecieron en el video promocional, pero lo que no sabían era cómo iba a terminar la historia: como una de las mayores estafas del siglo XXI.

Por lo mismo, hoy las influencers fueron llamadas a declarar ante un juzgado por posible fraude con la fiesta FYRE Festival. La policía quiere saber qué hicieron las modelos con esos fondos y de cuánto fue específicamente.

Una de las más afectadas fue Kendal, quien incluso llegó a publicar una foto en Instagram en la que anunciaba que los artistas de la discografía G.O.O.D Music (perteneciente a Kanye West), iban a formar parte de la fiesta.

El problema está en que ellos nunca tocaron en FYRE y de confirmarse la cifra que Billboard aporta, la modelo habría recibido 220 mil euros por este post.

Emily Ratajkowski habría recibido un monto aproximado de 300 mil dólares de parte del organizador de la fiesta, Billy McFarland, y la agencia IMG Models que representa a Bella, Hailey y Elsa, recibió pagos de hasta 1.2 millones de dólares por el video promocional.

FYRE FESTIVAL

Recordemos que todo lo que se prometió para el evento, no ocurrió. En abril de 2017, se promocionó este festival como el “evento del siglo”, pero terminó convirtiéndose en la peor pesadilla de todos los asistentes.

En vez de encontrarse con todo lo que se ofreció, lo único que vieron fue el desastre: tiendas de campaña inundadas por una tormenta tropical, comida desastrosa, filas interminables y mucho más. Y los asistentes mostraron su descontento en redes sociales.

Finalmente, Billy McFarland, el principal responsable de todo ganó más de 23 millones de euros por la compra de entradas a ciegas con todos quienes vieron ese video y decidieron ir. Al comienzo arriesgaba entre 8 y 10 años de cárcel, pero quedó con arresto domiciliario. Después de algunos meses, se le involucró en un nuevo caso fraudulento (comenzó a vender entradas falsas para la MET Gala) lo que lo llevó a terminar tras las rejas.

¡Estaremos atentas para ver qué ocurrirá con el caso!

Comenta este post

cerrar