Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
17.12.2009

Ideas para una Navidad hot

Nos guste o no, Navidad está a la vuelta de la esquina y no la podemos evitar. No sé cómo es para ustedes, pero yo no soy muy adicta a estas fechas. Como vivo lejos de mi familia y de la de mi marido, nuestros esfuerzos se destinan principalmente a poder pasar las fechas juntos. […]

navidad.jpg
Nos guste o no, Navidad está a la vuelta de la esquina y no la podemos evitar.
No sé cómo es para ustedes, pero yo no soy muy adicta a estas fechas. Como vivo lejos de mi familia y de la de mi marido, nuestros esfuerzos se destinan principalmente a poder pasar las fechas juntos. Eso es lo único que me motiva de estas fechas porque me desespera la locura que se genera. Y eso de que todo el mundo esté a mil, como locos corriendo y de mal humor en busca del regalo perfecto, me mata este momento que se supone, debería ser de recogimiento familiar independiente de la religión que seas.
Siento que estas fechas son para, en este mundo loco y acelerado en el que vivimos, podamos hacer un Stop y nos demos tiempo para compartir con los seres más importantes de nuestra vida.
Pero este año decidí que no sacaba nada con exiliarme, no me puedo quedar esperando a que el resto cambie, hay que ser proactiva en esta vida y pensé que lo mejor que podía hacer esta navidad era darle un sentido. Quiero que esta Navidad, Mi Navidad al menos, sea una “Navidad Responsable”.
Responsable con mi familia y mis amigos, responsable con el consumismo, responsable con el medio ambiente, responsable con mi comunidad, responsable con mis orígenes, responsable con mis creencias y responsable con lo que comunico.
Sé que somos muchas las que pensamos así y si nos unimos podemos hacer un pequeño aporte a ponerle freno a este consumismo desenfrenado que nos envuelve y no nos deja ver el verdadero sentido de estas navidades.
Yo he recopilado algunas ideas de pequeños aportes que haré por mi parte, ojalá me puedan dar más ideas y se animen con alguna de ellas, ya que estoy convencida que por pequeño que sea el cambio es un buen aporte y nos motivará para cada año ir contribuyendo un poco más a que nuestras Navidades y las de nuestros hijos tengan un sentido.
Aquí van algunas de mis ideas:
El árbol de Pascua. Hay dos cosas que me matan sobre este tema: una es que muchas veces, lamentablemente por tener un mega árbol fabuloso, se compran árboles naturales sin saber su procedencia. Las animo a que si van por una árbol natural seamos más conscientes y aunque nos tome más tiempo, nos fijemos en que ese árbol maravilloso que queremos para nuestra casa no sea producto de talas. Y por otra parte, si nos vamos por uno de plástico, en el momento de la elección piensen en él a largo plazo, ya que no saben los miles de árboles de plástico que son botados a la basura después de navidades. Lo ideal será que elijamos un arbolito que podamos reutilizar varias veces y así nos acompañe en nuestras navidades por varios años. Si no es posible, reciclemos, podemos ver entre nuestras amigas quien quiere un árbol navideño o quizás regalárselo a alguien que lo necesite.
Para la decoración, en una revista francesa vi como decoraban maravillosamente un árbol de pascua sólo con cosas recicladas. De los varios que se mostraban, el que más me gustó fue el que estaba decorado con flores hechas de papel de diario y de papel de revistas. Súper sencillo pero precioso. Las que tengan niños, es una excelente idea para hacer los adornos con ellos y potenciar su creatividad.
Compras navideñas. Si no las pueden evitar, aquí se me han ocurrido algunas ideas que pienso que pueden ser importantes de considerar.
Movilización: si pueden evitar salir en auto, háganlo. En estas fechas el uso del auto para salir por los famosos regalitos es un verdadera locura y a parte de que aumenta la contaminación, nos pone los pelos de punta ya que no hay donde estacionarse, hay taco por todas partes y todos andan manejando de súper mal genio. Para no contagiarse de estas malas ondas, he optado por salir caminando, disfrutando el momento y evitando caer en el maldito estrés navideño.
Bolsas: yo tengo siempre en mi cartera unas bolsas plegables que son reutilizables y que son una maravilla. Si tienen una en casa, úsenla cuando salgan a hacer sus compras, así evitamos el uso de cientos de bolsas que después que llegamos a casa van directo a la basura. Si no tienen una, muchas veces en algunas tiendas de ropa dan unas muy buenas y resistentes que también podrían usar. Y para las mas artísticas, quizás hasta podrían hacerse unas ustedes mismas. Cuando estén comprando, elijan productos que no tengan mucho envoltorio, ya que recuerden que todo esto después termina como basura y lamentablemente no es todo reciclable.
Hace ya un tiempo que están súper de moda los regalos que van en ayuda de alguna fundación solidaria. A mí esta moda me gustaría que fuera mas que eso y que se convirtiera en un estilo de vida. Las invito a buscar organizaciones sin fines de lucro que vayan en ayuda de niños, de ancianos o de personas con deficiencia mental o física y veamos si tienen productos que podamos comprar para hacer nuestros regalos navideños. Así nuestras compras se transforman en una ayuda y no son parte del desenfrenado consumismo. Yo tengo una prima con deficiencia mental y física y en su colegio hacen unas maravillas que después son vendidas para poder conseguir ingresos para el desarrollo de sus actividades. Se van a sorprender de lo que pueden conseguir!!
Papel de regalo. Una amiga envuelve siempre sus regalos con papeles de diario y rafias naturales. Son una maravilla. Se ven súper lindos y se nota que hay una preocupación detrás por el envoltorio pero también estamos comunicando que somos responsables y que tenemos conciencia de no aportar basura una vez terminada las fiestas.
Seamos solidarias, no sólo entregando juguetes en las iglesias o en centros de ayuda, sino que con quienes nos rodean. Recordemos que todos en estas navidades queremos poder estar con nuestras familias y amigos y que sin excepción deberíamos tener derecho a una cena digna. Muchas veces nos volvemos locas con el tema de los regalos y se nos olvida nuestra red de apoyo, como nuestras nanas, nuestros conserjes o el señor que siempre nos ayuda con algo en particular. No nos olvidemos de ellos.
Cuando era chica, mis papás nunca nos daban plata para comprar regalos de Navidad ni de nada, teníamos que ponernos creativos e ingeniosos para ver cómo solucionábamos el tema. Y como les conté anteriormente, las manualidades no son mi fuerte, de hecho un día se me ocurrió que le podía regalar a mi mama una hora de masaje capilar. Y debido al gran éxito que tuve al prestar mis servicios, he recurrido muchas veces al mismo sistema para regalos siempre con mucha aceptación y agradecimiento por el gesto. Muchas veces creemos que el mejor regalo es siempre el más grande, el de marca o el más caro y no nos damos cuenta que los regalos no siempre deben ser algo material, hay una gama enorme de otro tipo, que eso si requiere de poder detectar que necesitan tus amigos. ¿Por qué no regalar esta Navidad un masaje a tu pololo o marido? O a tu amiga que recién ha sido mama, ¿una hora de niñera para que pueda arrancarse a la peluquería o al cine con su marido? Les aseguro que estos regalos les van a gustar más que una crema o un perfume de último minuto.
Hace unas semanas nos fuimos con un amigo a una feria de comida típica española en un barrio de Madrid y me encantó la idea de que se pudieran juntar en un punto como éste los pequeños empresarios de alimentos. Habían puras cosas ricas, desde chocolates, quesos, queques, pies, etc. Todo casero y hecho en casa. Se me ocurrió entonces que para esta Navidad, mi primera en España, iré a una de estas ferias y compraré todos los productos de mi cena de Navidad ahí. Así, por un lado podría ayudar a los pequeños empresarios a los que la crisis económica que vive España les ha afectado un montón y por otro, seguro comeremos muy rico y más natural.
Bueno chicas, estas son mis ideas para que esta Navidad sea más responsable. Así, cuando llegue la fecha nos relajaremos y no caeremos en la maquina del consumismo que se nos impone.
Ojalá se animen a hacer al menos una de estas ideas y si tienen unas mejores, cuéntemelas para ver si las puedo implementar.
Yo estoy segura que con estos pequeños detalles podemos hacer un gran aporte en estas fechas.
FELIZ NAVIDAD para todas las chicas Cosmo!
Saludos,
Ale

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar