Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
14.03.2011

Aquí: Yo celosa

Qué difícil hablarles del tema de hoy, y es que desde la falla misma (que soy yo) cuesta enfrentar el asunto sobre todo porque no puedo ser objetiva, porque en situación de “celos” no existe escala, tabla, gráfica, métrica ni puntuación que defina cuántos celos pueda sentir una o cuan terriblemente celosa pueda ser nuestra […]

Aquí: Yo celosa

Qué difícil hablarles del tema de hoy, y es que desde la falla misma (que soy yo) cuesta enfrentar el asunto sobre todo porque no puedo ser objetiva, porque en situación de “celos” no existe escala, tabla, gráfica, métrica ni puntuación que defina cuántos celos pueda sentir una o cuan terriblemente celosa pueda ser nuestra pareja.

He visto correr sangre por menos y destruir relaciones por muy poco, pero cuando los “celos” están metidos en el conflicto todo es más grave y puede terminar muy muy muy mal. Ser celosa es una actitud que generalmente no detecta ni “diagnostica” una misma, por tendencia suele notar el resto que uno ha caído en ese mal. Pero tengo que defendernos porque creo que el ser “celosa” es estacional y depende exclusivamente del interés, amor o tontera que sintamos por el otro.

Es así como en alguna oportunidad años atrás, sentí de corazón lo que es ser celosa, el problema es que mi pareja de cuatro años amaba verme como araña asesina mirando con ojos venenosos a cualquier “yeguaza” que lo mirara, y es que lo quería tanto que no podía vivir con la idea que otra lo tocara. Todo depende sí del grado de inseguridad que uno sienta o que tu pololo o marido te haga sentir. En mi caso creía que él jamás miraría a otra como a mí, pero lo odiaba sólo de imaginar que lo pudiera hacer…Esos son celos enfermizos. Menos mal que nunca me enfrenté a una riña o algo por mi pareja, pero si me hubiera tenido que ir a los combos, lo habría hecho.

Ahí puedo decir que fui muy celosa, y estaba muy enamorada, porque después conocí a otras personas con las que estuve por las cuales no sentía ni medio celo, pero ni medio, es más, me retaban por lo poco celosa…Y yo pensaba “no saben de la que se están salvando”, pero creo que era como dije antes, por un tema de desinterés, exceso de confianza, creerse muy rica, no sé, claramente no me habría gustado que me lo miraran, tocaran ni menos quitaran, pero quizás como no estaba tan involucrada no sufrí de celos, ah! Eso es importante, cuando los celos te llevan a sufrir porque ahí claramente nos enfrentamos a un problema psicológico que merece ser tratado.

Por eso creo que ser un poco celosa no es una enfermedad como muchos dicen, o cómo más de alguna vez, nuestra pareja nos pudo haber dicho “tus celos son enfermizos” yo creo que por ahí va, todo depende con quién. Ahora pienso que también cuando a una le toca ser la mujer celada con escándalo, entiende el loco que hace. Eso de que no puedes sonreírle mucho a alguien o como le pasa a una amiga ahora, no puede decirle “mi amor”, ni en el tono amistoso que todos lo decimos, a otras personas porque el “futuro novio” que tiene se pone celoso y no le gusta, y no es de los que uno los mira y se le nota, no, éste es de los que te lo dice a la cara (como te-es-toy-a-vi-san-do)

¿A cuántas le han hecho una pataleta injustificada de celos? Me imagino que a varias, porque un hombre celoso es más peligroso que “curao en auto”, lo malo es que los hombres no entienden que uno es cariñosa, amorosa, atenta, y coqueta por naturaleza, ahora claramente cuando uno le pestañea más veces de lo normal a un tipo,  mueves demasiado el pelo, y haces gestos coquetos con la boca claramente indica que si nuestra pareja está cerca, se pondrá celosa y el reto va, con toda la razón, porque si nos lo hicieran a nosotras terminamos odiando a la tipa, aunque el culpable sea él.

Creo que es importante diferenciar también los celos por interés a lo “picota” porque te da rabia que sean faltas de respeto, tanto tus amigas que le coquetean a tus parejas, o tus parejas que le coquetean a tus amigas. En alguna oportunidad hace poco alguien encontró tan divertido que yo sintiera “celos” por una amiga, que no logró entender y me dio lata a la larga explicarle, que lo que me pasó no eran celos, era rabia o enojo (más bien pica) de ver que intentaba sacarme celos con alguien conocido y resultó patético siendo estúpido su comportamiento y exponerme a esas situaciones. Claro, sigue creyendo que fueron celos, pero, a estas alturas para qué matarle la ilusión, con lo contento y feliz que se puso seguramente jamás nadie en la vida lo había celado.

Otra parte es asumir que a veces, y a veces más veces de las veces recomendadas que nos gusta un poco que sientan celos de nosotras, o por nosotras. A los hombres les debe pasar lo mismo, es reconfortante la sensación de que alguien tiene interés en ti y no le gusta que otros pasen la línea contigo o siquiera piensen en pasarla. Tiene algo de juego sexy que tu pareja te haga un puchero medio celoso o que diga que algún tipo le calló mal de la nada, sabiendo en el fondo que no lo soportó porque te miró demasiado. Todo en su justa medida tiene algo de agradable.

Twitter me ha demostrado que soy celosa virtual también, no en extremo pero que al ser algo tan promiscuo, variante y amplio, el mismo que un día te coquetea a ti abiertamente, y que después lo reafirma por DM al día siguiente lo hace con otra. Me pica eso!…pero no tengo nada que quejarme, he usado twitter para liberar todos mis encantos y técnicas, teniendo….muy buenos resultados!! (se cuenta el milagro pero no el santo) Ahora no hay que tomarse las cosas muy en serio en el mundo virtual porque nunca se sabe en realidad con quién estás tratando ni hasta qué punto puedes llegar.

Sólo espero que el mundo de los celos  no sea tan grave, cuando es un poquito puede ser hasta coqueto, pero cuando se pasa al otro extremo lo único que resulta de eso es que la persona que está a tu lado puede aburrirse de ti y dejarte después de muchos malos ratos de peleas, en algunos totalmente injustificadas.

Comenta este post

cerrar