Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 1 personas
18.07.2011

¿Cómo una pareja llega al punto de no tener sexo?

Es difícil de imaginar que la vida sexual en una pareja deje de existir y trabajando en este tema, veo muchos casos así. ¿Cómo llegar a este punto? ¿Se puede dar en parejas de cualquier edad? ¡Acá te contamos! En la clínica uno se centra bastante en parejas que ya no tienen actividad sexual, o […]

¿Cómo una pareja llega al punto de no tener sexo?

Es difícil de imaginar que la vida sexual en una pareja deje de existir y trabajando en este tema, veo muchos casos así. ¿Cómo llegar a este punto? ¿Se puede dar en parejas de cualquier edad? ¡Acá te contamos!

En la clínica uno se centra bastante en parejas que ya no tienen actividad sexual, o que la frecuencia es inmensamente esporádica; novios que hace 6 meses no tienen relaciones o incluso un año. En mi experiencia profesional me he percatado que cuando “la sexualidad” y todo lo que esta involucra se pone y vive como un problema, se va sobre dimensionando todo lo que tiene que ver con ésta, por lo tanto, las parejas prefieren evitar hasta hablar de sexo, para no generar conflicto o encontrarse con su más profundo dolor. El problema es que llegan a evadir cualquier acercamiento como pareja, el cariño, la intimidad, la conexión emocional, ya que la cercanía comienza a generar angustia.

Efectivamente esto puede darse a cualquier edad, sin embargo se ve que a mayor edad o en relaciones de muchos años, las parejas pueden estar mucho más tiempo sin tener relaciones, ya que hay mayores “excusas” para no poner el tema en el tapete. Las parejas jóvenes, sin hijos y con mayor grado de libertad, sienten más la presión de que pasan dos semanas y no hay ni siquiera una mirada entre ellos, por lo que comienzan a cuestionarse si existirá un problema y buscan ayuda con mayor facilidad.

Un ejemplo frecuente se ve en el Trastorno del deseo hipoactivo femenino: Han habido tantos: “no tengo ganas”, “no quiero”, “me duele la cabeza”, “están los niños al lado”, que la pareja deja de acercarse y cuando se acerca, ella siempre siente que lo hace porque quiere sexo, él se frustra y comienza a darse el círculo de perder la conexión de pareja: “mejor no me acerco, para que no me rechacen” Y ella “ojalá no me moleste ni quiera nada”….

 

Nerea de Ugarte es Psicóloga Clínica especialista en Sexualidad Humana y Mujer, psicóloga y docente del Centro de estudios de la Sexualidad Chile. Creadora de sitio web Mujer y Punto (www.mujerypunto.cl), donde puedes enviarle todas tus preguntas!!

@nereadeugarte @mujerypunto
 
un abrazo y muchas gracias

Comenta este post

cerrar