Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
28.07.2011

Las parejas y el dinero

Cuando pololeas sin convivir, sales a comer afuera, vas al cine, y organizan escapadas románticas los fines de semana. Este maravilloso panorama puede estar dado por dos razones: ambos viven con  sus papás, ambos arriendan su departamento por separado o un poco de las dos opciones. En estos períodos los problemas de plata son pocos […]

Las parejas y el dinero

Cuando pololeas sin convivir, sales a comer afuera, vas al cine, y organizan escapadas románticas los fines de semana. Este maravilloso panorama puede estar dado por dos razones: ambos viven con  sus papás, ambos arriendan su departamento por separado o un poco de las dos opciones. En estos períodos los problemas de plata son pocos o nulos; o invita él o invitas tú, o se van a medias, o se van turnando, etc. Pero todo cambia cuando se van a vivir juntos o se casan. Por ejemplo, ¿qué pasa cuando quieren compartir el arriendo del departamento, pero uno de ustedes gana bastante más que el otro y quiere un lugar más caro? ¿Quién invita en las salidas de los viernes? ¿Cómo se dividen los gastos comunes, la luz, el agua, el gas, el cable y el Internet cuando no tienen sueldos equitativos? ¿Cuánto pone cada uno para las compras en el supermercado? ¿Quién compra la ampolleta cuando se quema?
Me sorprende enormemente que muchas parejas no hablen de estos temas antes de compartir una vivienda. Creen que es un tema menor o que su amor es tan grande que solucionará todas las discusiones respecto al dinero. ¡Error! No hablar de plata podría ser la equivocación que te cueste tu relación. ¿Sabías que una de las causas más comunes de divorcio son los problemas derivados del dinero? Tener claro cómo se manejan las platas entre ambos y conocer cómo es tu pareja con el dinero (¿Es precavido o de pronto es capaz de gastarse entredas premium en un concierto que le tincó sin tener cómo pagarlas? ¿Sabe ahorrar o gasta más de lo que tiene?) es tan clave para el funcionamiento exitoso de tu relación como es la comunicación y la confianza. Tener tus propias necesidades claras también es fundamental. Si estás de acuerdo con tener una cuenta en conjunto, por ejemplo. Asimismo, respetar lo que cada uno haga con su dinero propio es cosa de cada uno y no hay que andar dando explicaciones. A menos que tu novio haya sacado la plata para el concierto de su cuenta en conjunto.

Que tengan un día inolvidable 😉

Andrea

Comenta este post

cerrar