Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
28.03.2017

#Relatosdeunasoltera: ¿Juguemos?

Ando en esos tiempos que podría llamarlos de “traviesa”, me da por ponerme creativa y así decidí sorprender al “internacional” con algo que sabría que le gustaría y que además engancharía como un gran alumno, porque si hay cosas que a este hombre le gusta, es probar cosas nuevas en el arte de amar.

#Relatosdeunasoltera: ¿Juguemos?

Como anda medio estresado con la pega, decidí que cuando nos juntáramos en mi depa lo esperaría vestida de “superejecutiva”, o sea, de esas minas cabronas, ultrainteligentes, que no dan pasos en falso, seguras de si mismas y sobretodo esas que expelen esa mezcla afrodisíaca de sexy y dominadora.

Así que me vestí con una mini de cuero, blusa de seda y unos tacos que “te los encargo”. Además, me puse anteojos ópticos para dar ese aire intelectual, me maquillé sobre todo los ojos y me hice un brushing que me hacía ver top… En definitiva bien mina, tanto que me miré al espejo y me empoderé, por lo que asumí el rol de profesional exitosa al 100%.

¡Ah! Lo otro es que me puse una lencería de alto impacto, un enterito negro que fusionaba un suave y elegante encaje con satín. Para que les digo la crema y perfume… estaba irresistible. Aunque eso es bien relativo, porque los hombres se “marean” con los aromas, a no todos les gustan o sienten que son muy fuertes (no cachan na’ en definitiva jajajaja). Bueno la cosa es que, según yo, estaba “rica” y me dispuse a esperar con actitud de wonder woman.

sexycuatro

Sonó el citófono y yo me pegué el último retoque en los labios. Abrí la puerta y el con una cara: “amoroso, pero no te cacho el look”, se me acerca a darme un beso y yo solo le estiro el brazo y le digo: ¿Fabio Moura? Sí, me responde; “Soy Natacha Smith, gerente de gestión de esta empresa y lo entrevistaré para el cargo al que está postulando, por favor adelante, siéntese. Él, obediente dejó su bolso a un lado, se sentó y empezó a rellenar un formulario que le dejé encima de la mesa junto a un lápiz pasta.

Terminó y comencé con ciertas preguntas relativas a sus habilidades, gustos y proyecciones (así también me enteraba yo de lo que quería saber y no me complicaba en consultarlo como Amanda, porque total era otra persona).

Mientras me iba sintiendo cada vez más fuerte y controlando la situación, le dije que hacía un poco de calor y el aire acondicionado no funcionaba, que por eso me sacaría la blusa, “con su permiso”… Así que quedé con la falda y una especia de polerita con pabilos muy delgados de encaje (él no sabía que se trataba de un enterito)… y seguí.

sexyfinal

“Te veo un poco acalorado… la idea es que estés cómodo para que des un buen examen… deja que te ayude”, así que le saqué la corbata y le desabroché los primeros botones. Mientras lo hacía me acercaba sutilmente para que me sintiera la piel, nos rozáramos y se percatara mi ausencia de sostén.

Lo sentí hot, pero no me detuve…. Continué con las pruebas de resistencia y le comenté que esta parte era muy importante para ver su capacidad de aguante frente a situaciones de estrés.

Así que vendé sus ojos y comencé lentamente a desabrochar toda su camisa hasta sacársela. Mientras lo hacía soplaba suavemente en su pecho para que sintiera una temperatura distinta y sus ganas de poseerme aumentaran… Ocupé una pluma mágica, que me había llegado de regalo de esas tiendas que venden productos para encuentros “juguetones”, y se la empecé a pasar por su cuello, pecho, vientre hasta llegar a los pantalones para desabrocharlos. El pobre ya tenía piel de gallina y su respiración se entrecortaba. Yo, muy mala le iba haciendo preguntas de trabajo y le decía que tenía PROHIBIDO tocarme.

Sentado solo con sus boxer a esas alturas “muy abultado”, le dije que había pasado 3 de 4 pruebas y que quedaba la más difícil… mostrar cuán comprometido y capaz era para el cargo. Así que saqué la venda de sus ojos y le dije bajándome la falda: “es el minuto en que me tienes que mostrar, para qué eres bueno”.

sexyuno

Se levantó, me tomó con fuerzas y me besó son furia… Siempre lo he dicho y es que con el internacional tenemos un vínculo primitivo medio animalesco, donde no existen pudores, simplemente somos y cuando la pasión se apodera de nosotros no existe neurona. Es bien heavy, nadie me ha hecho sentir eso, de simplemente hacer lo que el cuerpo te va indicando y sin preguntarle a la razón si se te ve un rollo, si te pones así se va ver feo o qué va a pensar mal si le hago tal o cual cosa.

La jornada fue a otro nivel y pasó por varias etapas, tanto así que terminé siendo yo la postulante al cargo y haciendo méritos para que el “jefecito” me contratara.

En resumen ES-PEC-TA-CU-LAR, así que lo único que les puedo decir es que se atrevan y jueguen a lo que sea, miren que si le damos un poco de humor, creatividad y cariño, la rutina no nos atrapará. Las ganas de pasarlo bien crecen y el mino siente que se sacó la lotería con una mina tan pro a su lado.

¿Han hecho este tipo de aventuras? Cuénteme!!!!!

amandaliossoltera@gmail.com y en instagram @amandalios

Comenta este post

cerrar