Cerrar
Karen Uribarri
Email WhatsApp Compartido por 54 personas
01.06.2018

El orgasmo y sus mitos

Derriba acá las falsas mentiras e infórmate con nuestra experta en sexualidad, Karen Uribarri.

El orgasmo y sus mitos

Por @karenuribarri

Es la experiencia más breve –dura aproximadamente 10 a 12 segundos- del encuentro sexual, pero a la que se le atribuye mayor importancia, pues su intensidad placentera es muy difícil de explicar en palabras. Por lo mismo, muchas falsas creencias se tejen entorno a ellos.

A diario recibo consultas respecto a este tema y a las creencias populares que han teñido la verdad detrás de esta explosión de placer.
Un orgasmo es el clímax explosivo de un coito. Es la liberación repentina y placentera de la tensión sexual que se va acumulando de manera continua desde que se inicia la excitación. El orgasmo es la experiencia más sensacional que puede tener un ser humano y gracias a ella, todas las personas muestran un interés continuo en el sexo.

Sin embargo, se siguen creyendo muchas cosas erradas acerca de ellos, por lo que hoy te las queremos aclarar y así tranquilizarte en ciertas exigencias que quizás te has hecho durante años y que no es ni siquiera necesario considerar.

1.- Orgasmo masculino y eyaculación no es lo mismo. Está comprobado que el hombre es capaz de tener orgasmos sin necesariamente estén acompañados de la eyaculación. Aunque es lo más común que vayan simultáneamente, tienden a confundirse, no siendo lo mismo.

2.- No tenemos dos tipos de orgasmos. Aún muchos creen que en la mujer se da el orgasmo vaginal y clitorídeo, el primero considerado maduro y el otro inmaduro. Los grandes investigadores en la materia como Master & Jonson y Kinsey, señalan que no hay tales orgasmos, sino que es uno único, que tiene como base el clítoris en toda su dimensión, ya sea en la punta o en la raíz interna.

3.- Podemos sufrir de anorgasmia en alguna etapa de la vida. Y no por eso seremos anorgásmicas de por vida. El Dr. León Gindin explicó que, en algunos momentos, por distintos factores como estrés o preocupaciones, algunas mujeres no experimenten orgasmos. Por lo mismo, no hay que alarmarse, pero sí controlar que no pase mucho tiempo con esta sintomatología.

via GIPHY

4.- No todos los orgasmos son iguales. Algunas mujeres esperan de sus orgasmos desencadenamientos increíbles, como de películas triple X, ignorando que lo que sienten es quizás un orgasmo y no saben que pueden ponerle ese nombre. Por eso hay que recordar que cada mujer tiene su orgasmo y no tiene por qué ser igual a la de al lado. Mientras sea una sensación placentera, pueden calificarlo así.

5.- Si el orgasmo es simultáneo bien, si no, bien también. Existe el mito que una pareja sexualmente compenetrada debe tener orgasmos simultáneos. Nada más falso. El orgasmo es tarea de cada uno y cada uno tiene sus tiempos. Si ocurre es bienvenido, pero si no, no hay que preocuparse, mientras tú tengas el tuyo.

6.- No sólo el clítoris provoca orgasmos. No ocurre en la mayoría de las mujeres, pero sí puede ocurrir. Todo depende de dónde tienes instaladas las mejores neuronas que transmiten sensaciones placenteras. Estas quizás, pueden estar en el pelo, los pies, los pezones, etc.

7.- Orgasmo y satisfacción sexual. Se cree que no ha habido satisfacción sexual si no ha existido el orgasmo. Falso. Incluso se sabe que, si el llegar al clímax se convierte en el único objetivo del sexo, es muy probable que se eche a perder todo el goce que éste provoca. No alcanzarlo no es un fracaso.

8.- El orgasmo múltiple no es una obligación. La cantidad de orgasmos que se logren tiene mucho que ver con cómo uno se sienta con su vida sexual, es decir, cuán cómoda te sientas. El hecho de poder tener más de un orgasmo u orgasmos múltiples tiene relación con que puedes mantener un alto grado de excitación incluso después de haber tenido uno, y elevarlo hasta llegar a otro. Pero puedes ser perfectamente feliz con no haber tenido nunca orgasmos múltiples.

9.- El orgasmo no está relacionado a la capacidad de embarazarse. La fisiología reproductiva no está de ninguna manera ligada a la respuesta sexual femenina. Es decir, una mujer puede ovular perfectamente para embarazarse y no haber tenido jamás un orgasmo, incluso sin haber sentido placer durante el encuentro sexual.

10.- Después de la Menopausia no hay más orgasmos. ¡Falso! Incluso puede ser todo lo contrario, ya que, al desaparecer el riesgo de un embarazo no deseado, muchas mujeres se relajan muchísimo más y disfrutan a cabalidad su sexualidad, obteniendo mejores y más orgasmos.

Si tienes más preguntas respecto de éste u otro tema, no dudes en escribirme a karen@sexoconk.cl, que encantada te responderé.

Comenta este post

cerrar