Cerrar
Por Autor: Yasodhara Kariyawasam.
Email WhatsApp Compartido por 16 personas
13.12.2018

8 pasos para aprender a amarte

¡Comencemos por el camino del autodescubrimiento!

8 pasos para aprender a amarte

Todo está en tu cabeza

El asunto comienza con el concepto que tengas de ti y este no es posible cambiarlo de un día a otro; es un proceso lento. En vez de eso, intenta algo llamado ley de atracción: lo que creemos es lo que atraemos, es decir, si desechas todos los pensamientos negativos, incitas un reflejo positivo.

Positivismo corporal

Activar tu positivismo corporal entre miles de cuentas de Instagram de cuerpos perfectos y publicaciones de platos exquisitos puede ser muy desafiante. Acéptate como eres, pasando por alto cualquier grano o rollito en la cintura que tengas. A través de la aceptación podrás encontrar el amor. Si quieres ir al gimnasio y llevar una dieta balanceada, bien por ti, pero mientras avanzas en tu camino saludable, aprende a querer tu cuerpo en tiempo presente.

Una aventura a solas es la opción

Pasar mucho tiempo contigo misma es, posiblemente, una de las mejores maneras de disfrutar tu propia compañía. Considera despertarte a las 4 de la mañana y dirígete a un parque. Ahí intenta hacer un poco de meditación y disfruta de tu snack favorito. Al finalizar, anda al parque de diversiones más cercano y súbete a la montaña rusa para gritar a todo pulmón rodeada de completos desconocidos. Déjame decirte que es una experiencia inolvidable.

Hay ciertas emociones al hacer algo así que te harán sentirte feliz y levantarán tu estado de ánimo en un abrir y cerrar de ojos. Te hará más consciente de tu vida y mejorará tu seguridad. No tienes que necesariamente salir de la ciudad, siempre puedes ir al cine, disfrutar de tu comida favorita, hacerte un tatuaje o teñirte el pelo de un nuevo color.

¿Quiere salgo más excitante? Haz un voluntariado en el extranjero, da clases a niños, inscríbete para ser un extra en una película. Contactarás nuevas personas y te conocerás en el proceso.

Elige un hobby

Escoge algo que te relaje y te haga feliz. La vida adulta es difícil, por lo que encontrar un pasatiempo que te desconecte te ayudará a tener una nueva perspectiva. Yo tomé una clase de cerámica durante tres semanas cuando necesitaba un poco de tiempo para reflexionar. No solo liberó mi mente, me ayudó a recordar partes de mí que había olvidado. Así que prueba algo nuevo de vez en cuando (cada tres meses es buena idea). ¿Mi siguiente parada? El kickboxing.

via GIPHY

Renuncia a un mal hábito

Solo uno al año será suficiente. No lo hagas inmediatamente, deja que ocurra gradualmente. El año pasado paré de comer cada vez que me sentía triste o deprimida. Siempre comía alimentos chatarra y me enfermaba. Obviamente, subí de peso, lo que me afectó aún más. Pero cuando borré mis malos hábitos, descubrí que mis enfermedades también habían desaparecido. Aunque te puedo asegurar que no fue fácil. Hazlo un día a la vez y esfuérzate cada vez más. Sin darte cuenta te sentirás mucho mejor.

Elige sabiamente a tus amigos

Amarnos no es algo que se pueda hacer con el poder de una persona. Es normal que tengas momentos donde dudes de ti o no te caigas tan bien. Y necesitas recordatorios constantes de tus fortalezas y las cosas buenas de la vida. ¡Aquí es donde entran tus BFF! Encuentra un grupo de mujeres (¡y hombres!) que te entiendan a fondo. Aléjate de las amigas tóxicas y rodéate de un grupo que te apoye. Amarte puede ser un camino bondadoso con la gente adecuada.

Aprende a decir no

Eres un ser humano, procura no ser tan exigente contigo cada vez que cometas un error. Perdónate, aprende de ellos y dale vuelta a la página. La vida no viene con un manual ni con un interruptor. Identifica cuando mereces mereces algo (o a alguien) mejor y siéntete libre de hacerles saber a los demás que no está bien dar a alguien por sentado. El amor siempre se basa en el respeto, así que respétate, los demás se darán cuenta de esto y te tratarán de la misma manera.

Limpia y ordena

Si te sientes abrumada o ansiosa, y sin nadie con quien hablar, entonces considérate llevar un diario. Toma una libreta y escribe todo lo que cruce por tus pensamientos. Te ayudará a despejar tu mente y a clasificar tus ideas. Lleva esto al siguiente nivel y limpia tu espacio personal. Organiza tu pieza o escritorio como método de meditación.

Comenta este post

cerrar