Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
30.05.2011

Tiempo de Leggings…

La semana pasada hablamos de pantys, y me quede pensando lo importante que son nuestras piernas, para el look final de una mujer. Y bueno para que decir lo trascendental de los zapatos. Y como instauramos Mayo como “el mes de la panty”, pensé que para finalizar este mes, sería entretenido de comentar algo sobre […]

Tiempo de Leggings…

La semana pasada hablamos de pantys, y me quede pensando lo importante que son nuestras piernas, para el look final de una mujer. Y bueno para que decir lo trascendental de los zapatos. Y como instauramos Mayo como “el mes de la panty”, pensé que para finalizar este mes, sería entretenido de comentar algo sobre las leggings.  Porque para usar pantys y leggins nos queda harto tiempo.
Las leggings son una prenda que aparece en la moda en la década de los 80, aunque su origen se remonte a la edad media y sus primeros usuarios en aquella época hayan sido los hombres. Ellos usaban las famosas calzas que en ese momento cubrían también el pie y de esa palabra, cuyo origen viene del latín calceus, se derivan muchas de los vocablos que nosotros usamos a diario, como calzar, calzado incluso calzones.
La semana pasada mostré en la TV distintas formas de combinar leggings y pantys. Se ponen una panty entretenida bajo una leggins o al revés usan una panty lisa bajo una leggings llamativa. Las alternativas son innumerables. Sólo tenemos que tener en cuenta nuestro tipo de cuerpo, como siempre digo, y lo que queremos transmitir.
Vamos al tipo de cuerpo. Si tenemos el privilegio de ser delgadas y altas, podemos usar la leggins como reemplazo de una pantalón, lo que manda ahí es la delgadez. Traten solamente de recordar alguna imagen de grandes estrellas de Hollywood con estrechas o brillantes leggings y tremendos tacones.
Ahora si somos mas anchas de caderas, la leggins debemos usarla solamente si nos cubre bien los muslos y caderas. Y para no llamar demasiado la atención en esa zona y del mismo modo evitar agregar volumen, siempre debemos armar la tenida “en gama” o de manera “monocromática”.
En relación a lo que queremos transmitir, hagamos un ejercicio : Imagínense ustedes mismas con una leggins entretenida y unas ballerinas. Tendrán la sensación de una comodidad y libertad de movimiento total. ¿Si o no?
Ahora al revés, usamos mentalmente la misma leggings, pero ojo, nos podemos unos tacones rojos, cartera de sobre y un trench. ¡listas para matar! ¿Piensan los mismo? ¿Logran ver como la ropa habla?
Bueno vamos a seguir profundizando en las próximas semanas. Espero con ansias sus preguntas, comentarios o sugerencias. Un abrazo!
Afife

Comenta este post

cerrar