Cerrar
Valentina Miranda Roa
Email WhatsApp Compartido por 4 personas
13.03.2018

¿Cómo esta influencer llegó a endeudarse por Instagram?

Mostrar una vida perfecta en redes sociales no siempre es sencillo. ¡Conoce la historia de esta joven que perdió el control para llegar a la fama!

¿Cómo esta influencer llegó a endeudarse por Instagram?

Lissette Calveiro es una joven normal de 26 años que vive en Estados Unidos y actualmente trabaja en Relaciones Públicas y Marketing. Tras meses en la búsqueda de un equilibrio en su vida, decidió compartir su impactante historia de cómo llegó a endeudarse por más de 6 millones de pesos para mantener una vida perfecta en redes sociales, tal como confirmó en New York Post.

Todo comenzó en 2013 cuando Lissette se mudó desde Miami -donde vivía con sus padres- hasta Nueva York para trabajar en una pasantía, la cual solo le pagaba el transporte. Usando sus ahorros y el dinero que le enviaban sus papás, la joven decidió complementar su carrera convirtiéndose en una persona pública en Instagram para obtener ganancias. El problema comenzó cuando ese tipo de vida le exigía gastar lo que no tenía.

“Quería contar mi historia desde una joven millennial viviendo en Nueva York. Estaba comprando ropa para tener la fotografía perfecta”, explicó a New York Post.

Lissette comenzó a gastar 200 dólares mensuales para comprar ropa, ya que no podía repetir sus looks. Además, cada mes adquiría un ítem de diseñador, desde carteras vintages de 600.000 mil pesos de Louis Vuitton, hasta accesorios de la firma Kate Spade que la llevó a deudas de 10.000 dólares.

Llegó a viajar una vez por mes al año para mostrar nuevos e increíbles lugares en Instagram. Las Vegas, Las Bahamas, Los Angeles fueron algunos de sus destinos, pero todo se descontroló cuando voló hasta Texas -ida y vuelta- para ver en concierto a la cantante Sia. “Si lo desgloso, gran parte de los viajes que hice en 2016 fue estrictamente por Instagram”, aseguró Lissette.

Entre ir y volver a su ciudad natal para arreglar sus problemas financieros, la influencer obtuvo una nueva oportunidad en la ciudad de Nueva York. Pero esta vez, decidió ser más responsable y cuidar su dinero, diciéndole adiós a los viajes, a las compras y las deudas.

“No vale la pena endeudarse con Instagram, ni con ninguna [tipo de] vida perfecta”, aseguro la joven a Cosmopolitan.com.

Pero, ¿por qué Lissette con más de 33 mil seguidores decidió contar su verdad? “Me preocupa lo mucho que a las chicas les importa la imagen. Mi estrecha red de amigos también tienen sentimientos similares a los que siento, que este problema de gastar en exceso para una vida perfecta en imágenes es tan común, que es sorprenden que nadie haya hablado aún al respecto”.

Ahora y tal como lo asegura en su misma cuenta de Instagram, busca ser más auténtica e inspiradora. “He sentido que muchas cosas de las que he estado publicando son insípidas, poco auténticas y tienen poco significado. ‘Tómame una foto aquí porque llevo un atuendo genial, y esta pared es bonita’. Solía ​​publicar fotos de personas, cosas y experiencias que me importaban, pero luego me moví a fotos posando cuando empecé a obtener más “Me gustas”. Esta plataforma no se trata de LIKES, se trata de CONEXIONES. De compartir aspectos de tu vida porque quieres inspirar a otros a descubrir (…)”.

¡Con su historia Cosmolovers, es importante darnos cuentas que las vidas perfectas no existen y lo que vemos en redes sociales, muchas veces se aleja de la realidad, tal como le ocurrió a Lissette!

Fuente: Cosmopolitan.com y New York Post.

Comenta este post

cerrar