Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
11.11.2009

Topless

Cuando Andrée me contó que se iría de vacaciones a Punta Cana, me acordé de la primera vez que fui. Estaba en la U y mis papás nos invitaron a unirnos a su viaje de relax a mi hermano y a mí. Llegando conocimos a unas españolas que andaban de vacaciones y acordamos en ir […]

desconocido1.jpg
Cuando Andrée me contó que se iría de vacaciones a Punta Cana, me acordé de la primera vez que fui. Estaba en la U y mis papás nos invitaron a unirnos a su viaje de relax a mi hermano y a mí. Llegando conocimos a unas españolas que andaban de vacaciones y acordamos en ir a la playa. Una vez ahí mis amiguitas españolas hicieron topless. Y me miraron y me dijeron si yo no hacia topless y les dije que no, que en Chile no era común y que me daba vergüenza. Se rieron y me animaron a “liberarme”. Que no pasaba nada y que así me broncearía sin marcas espantosas. Yo estaba media indecisa, hasta que recordé que ahí no me conocía nadie. Me animé, respiré profundamente y ya… ¡Libertad! Los primeros minutos era extraño, sentía que me faltaba algo, pero al rato me relajé. Pero poco duró la “libertad”, porque a lo lejos vi a par de amigotes que estaban buscando donde tenderse y escuché que uno le decía al otro: “cacha hu…on vamos pa alla que hay unas minas con las gomas al aire, así las sapeamos”. ¡Casi me muero! Fue como si mis pechugas dijeran “made in Chile” y ellos me fueran a reconocer y a burlar de mí por mi osada liberación. Me di vuelta, me puse como pude la parte de arriba del bikini y hasta ahí llegó mi aventura. En fin, como pueden ver, no fue muy grata mi “primera vez” y desde esa ocasión que no me he animado mas a hacer topless otra vez. Y cuando lo trato de volver a intentar, me acuerdo de ésta historia y todas las ganas que puedo llegar a tener se quedan solo en eso, en ganas.
Ahora, la verdad es que ya no sé si me interesa hacer topless, creo que es más sexy un lindo traje de baño que te cubra lo suficiente y deje para la imaginación lo que hay debajo que ir por la vida mostrándolo todo. Pero tampoco me molesta que la gente ni mis amigas hagan topless a mi lado, bien por ellas que se broncean sin marcas. Bueno, igual confieso que me da un poco de envidia poder lograr un bronceado sin límites, pero sólo me dura unos segundos, hasta cuando recuerdo mi experiencia en Punta Cana.
¿Quién de ustedes ha hecho topless alguna vez? ¿Les ha pasado algo divertido al respecto? ¿Algún dato práctico para las indecisas?
Saludos a todas y ánimo a las que este verano busquen su liberación!
Ale

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar