Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
06.04.2010

¿Qué haces por ti?

  A veces parece que todo estuviera bien: tienes un montón de amigos, o sólo unos pocos pero con los que compartes y lo pasas genial, tu trabajo te encanta o estudias lo que te gusta, tus padres te acompañan en todas y tu Mr. Big te envuelve con tanto amor que casi no lo […]

 por-ti.jpg

A veces parece que todo estuviera bien: tienes un montón de amigos, o sólo unos pocos pero con los que compartes y lo pasas genial, tu trabajo te encanta o estudias lo que te gusta, tus padres te acompañan en todas y tu Mr. Big te envuelve con tanto amor que casi no lo puedes creer. Tu día está lleno de vida social, almuerzos, comidas y cafés con personas que te hacen sentir querida e importante, ¡todo es lo máximo! Pero en algún minuto te empieza a doler la cabeza, el colon se te revienta, hay un ojo que te tirita y no puedes caminar más de tres cuadras porque el corazón te late tan rápido que te asustas. Y en ese momento nace la pregunta ¿por qué, si estoy tan bien, me pasa todo esto? Ante la interrogante no me queda más que pensar que el la gran contra pregunta es: ¿Qué haces tú por ti? ¿Has pensado en que el día tiene sólo 24 horas y si no dedicas parte de él a llenarte de energía, difícilmente podrás llegar a fin de año sana :). Creo que cada vez tenemos menos tiempo para nosotras y lo necesitamos…Me puse a pensar y a parte de los 1.500 metros que nado tres veces a la semana, no encontré mucho más en mi caso. Pero me encontré con esta lista: 30 hábitos que cambiarán tu vida. Y me di cuenta que madrugo, tomo desayuno todos los días, duermo 8 horas, no tomo bebidas, como saludable y priorizo. Tomaré algunas otras cosas que me parecen importantes de hacerlas partes de mi vida, algunas las hacía y las retomaré, como el meditar 30 minutos al día, pensar positivo, leer literatura, planear (pero no demasiado), tomar un vaso de agua al despertar y esperar 48 horas antes de comprar algo (en este punto pondré todo mi empeño). Hay muchas ideas más. Cuéntame qué haces por ti, ¡es gratificante reconocerlo! Y si quieres y puedes, ponete otras metas para sentirte mejor :). Un abrazo, Caro.

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar