Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
08.12.2010

¿Donde quedó el amor propio?

Pucha que es bueno celebrar. Nos juntamos con los familiares más queridos, parrandeamos con los amigos que apreciamos, regalamos a las personas que se lo merecen… diciembre es para recordar a quienes más influyen en nuestras vidas. Pero, ¿y nosotros? Sí. ¿Qué pasa con uno? Sabemos que para estar bien con el resto del mundo […]

feri.jpg

Pucha que es bueno celebrar. Nos juntamos con los familiares más queridos, parrandeamos con los amigos que apreciamos, regalamos a las personas que se lo merecen… diciembre es para recordar a quienes más influyen en nuestras vidas. Pero, ¿y nosotros?

Sí. ¿Qué pasa con uno? Sabemos que para estar bien con el resto del mundo tenemos que estar bien con nosotros. Para abrazar con más ganas a quienes amamos hay que estar limpio de resoluciones, dudas y titubeos. Con el mismo entusiasmo con el que vamos haciendo “check” a la lista de regalos, deberíamos hacer un visto bueno con todos nuestros rollos.

Es que empezar un nuevo año no sólo significa el inicio de un calendario con cero kilómetros, sino que es una oportunidad para ser mejores personas en los 12 meses que se nos vienen.
Elijan un lugar que tenga un significado especial – en mi caso Olmué – y tómense medio día. Siéntense. Cierren los ojos. Descansen. El estar con uno mismo te dirá en menos de cinco minutos si estás haciendo las cosas bien o mal: todo depende si te gusta pasar tiempo contigo. Si disfrutas de la experiencia, sal al mundo, vuelve a tu lista de regalos, a parrandear y a celebrar. Pero si no…

Es hora de replantear el 2011. Llegó el minuto de hacer el mejor regalo de diciembre: un tiempo a solas. Y les aseguro que el 98 por ciento de nosotros lo necesitamos. Es el ajetreo, las necesidades de otros, los rollos laborales, llegar a fin de mes con 100 pesos en la cuenta corriente es lo que nos hace perdernos. No lo permitan. Si nos desconocemos, no podremos lograr nada.

Búsquense, tienen que caerse bien, regálense lo que necesiten para poder así celebrar diciembre como Dios manda. Todo tendrá mejor sabor en el 2011. Se los aseguro.

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar