Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
21.06.2012

Mi amigo gay: un cumpleaños diferente

Como les conté en otra columna estuve de cumpleaños ayer, por lo que aprovecho el espacio para agradecer a todas las Taconeras lindas que se dieron unos segunditos para mandarme saludos y decirles que me hicieron aún más feliz el día de mi bday. Bueno, una de las cosas que más me gusta de mi […]

Mi amigo gay: un cumpleaños diferente

Como les conté en otra columna estuve de cumpleaños ayer, por lo que aprovecho el espacio para agradecer a todas las Taconeras lindas que se dieron unos segunditos para mandarme saludos y decirles que me hicieron aún más feliz el día de mi bday.

Bueno, una de las cosas que más me gusta de mi cumple es pasar el día con la gente que quiero. Mi familia y mis amigos son parte de ese grupo, y me encanta tenerlos cerca en ese día. Lamentablemente para mí, Camilo me había adelantado que este año no estaría conmigo para celebrar la semana completa, por pega tenía que viajar a Colombia y era imposible cambiar fechas.

La verdad es que al principio no asumí lo que sería no tenerlo presente, pero un día después de mi cumpleaños puedo decir que sentí que me faltó algo todo el día…mi Camilo adorado. Es que si ustedes lo aman, imagínense yo!!

Por suerte estaba mi hermana y mis viejos vinieron de visita, mis amigas de la pega y mi querida directora, se las mandaron con un desayuno lleno de sorpresas y regalos totalmente Sole Hott. Las amé por eso y tuve un día feliz, pero Camilo…ni un mensaje cibernético. Facebook, no lo usa nunca, Twitter no tiene, mail cuando se acuerda de su contraseña y llamarme de qué hablar. Nada!

Colapso…se olvidó de mí! Sé que puede sonar ridículo, pero soy súper matea con los cumpleas y a la gente que quiero la saludo siempre, y perdón…es de mis mejores amigos. Entonces, empecé a pasarme rollos “¿Y si le pasó algo, estará bien?”, hasta me pasé la película secuestro express de las FARC. Jajaja, lo sé, no es para tanto y Camilo no es un personaje ni de farándula, ni de política…por ende, inservible para aquellos guerrilleros.

Y ahí…cuando estaba apunto de asumir el olvido de mi partner más notable, vuelvo a mi casa y mi conserje me entrega un paquete. Me dice “señorita esto lo pasaron a dejar días atrás, pero tenía que entregarlo hoy”. Miro la tarjeta y adivinen qué…sí!! Camiloooo!! No se había olvidado.

La tarjeta era muy él, decía “Para mi Sol en su día, de su gran apuesto súper cool amigo Camilo”. Adentro de la caja venía una lata de CocaCola Light, mi adicción, y una carta que decía “termina tu cumpleaños disfrutando tu adorada coca light con mucho hielo, respira hondo, analiza tus últimos 52 días (cosmoritmo) del terror y dale la bienvenida al mejor ciclo, los 52 días después de tu cumple. Cosas buenas se vienen, como mi llegada y la celebración. Te quiero mucho y siempre. Camilo”.

Nada más necesitaba. Cómo si quiera dudé que no se acordaría de mí. Me tomé mi bebida feliz y recibí aún con más ganas este nuevo ciclo.

Recuerda que puedes seguirme en Twitter @solehott

Comenta este post

cerrar