Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
04.07.2012

Aprende a decir que no

Invitaciones a cumpleaños y matrimonios, almuerzos familiares, reuniones, eventos de trabajo, salidas con amigas, citas con tu novio, adelantar pega, fechas límites… ¡Es demasiado! Con agendas tan ocupadas no es sorprendente que de repente colapsemos y no queramos más… de nada. Pero hoy quiero darte buenas noticias: no tiene por qué ser así. Por suerte, […]

Aprende a decir que no

Invitaciones a cumpleaños y matrimonios, almuerzos familiares, reuniones, eventos de trabajo, salidas con amigas, citas con tu novio, adelantar pega, fechas límites… ¡Es demasiado! Con agendas tan ocupadas no es sorprendente que de repente colapsemos y no queramos más… de nada. Pero hoy quiero darte buenas noticias: no tiene por qué ser así. Por suerte, tú y solo tú tienes el poder de poner los límites que necesitas para poder respirar. Porque, al final del día, no sacas nada con decirle a todo que sí y cumplir con un millón de compromisos si cuando te vas a la cama te sientes agotada y piensas que no fuiste realmente feliz.

Suena egoísta, pero a veces tienes que serlo. Debes pensar qué es lo mejor para ti y qué te hará sentirse dichosa de estar viva. Atrévete a decir que no a esa invitación de cumpleaños que realmente no quieres ir. No te quedes hasta las 10 pm en la oficina si puedes terminar el informe mañana en la mañana. Aunque tu mamá o tu hermana se enojen, di que no al almuerzo de domingo si sientes que necesitas quedarte en tu casa, ver una película y hacer algo tan importante que todas olvidamos hacer de vez en cuando… nada.

Pon tus “pares”, date tiempo y disfruta la vida sin sacarte el jugo hasta secarte. ¡Es una sola, después de todo!

 

Un abrazo

Andrea

 

Lee más sobre el tema en el reportaje Marca Tu Territorio y siéntete más feliz de #cosmojulio

 

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar