Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
14.09.2017

¡Ir por lo que quieres y hacerlo tuyo!

La semana pasada tuve lo que llamo un “happy problem”. Y es que ni en mis mejores sueños me habría imaginado tener una propuesta de trabajo como la que recibí: Una compañía enorme, un horario soñado y literalmente el doble de mi sueldo (literalmente).

¡Ir por lo que quieres y hacerlo tuyo!

Obviamente no había por qué dudar, era más aún de todo lo que podría haber pedido, pero sin saber por qué, en vez de estar feliz, la noticia sólo logró angustiarme…

Ok, siempre he sido del discurso de que hay que salir de la “zona de confort” y todos esos clichés que suenan bonitos, pero esta vez no se trataba de tenerle “miedo al desafío”, sino más bien de ser honesta con lo que quiero para mi vida y eso es simplemente es ser feliz.

A esto es a lo que me refiero cuando digo fehacientemente que uno elige su futuro ¿Cuánta plata vale hacer lo que amo? Ni todo el oro del mundo, estoy segura.

followurdreamsinterior

Debemos aprender a hacernos responsables de lo que queremos para nuestras vidas y sobre todo a ir por ello, incluso aunque parezca el camino más difícil; Recuerda que un ganador, es simplemente un perdedor que lo intentó más veces. Y yo, como buena taurina, soy capaz de intentarlo de por vida. Porque si en algo se vale ser terca y testaruda, estoy segura que es buscando nuestra propia plenitud.

Fue ahí cuando recordé que a eso que la gente llama intuición, no es nada más que tu alma gritando… Por supuesto rechacé la oferta de trabajo. Y sí, por supuesto acepté la oferta de seguir mis sueños. El planeta necesita gente que ame lo que hace. Y yo, necesito más planeta. Porque con el power que voy, este me quedará chico.

¿Quieres saber cómo terminó esta historia?

Sígueme en @igna_rocha y cuéntame cómo va la tuya!

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar