Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
31.08.2010

Libros de True Blood

Desde hace tiempo que tenía curiosidad por ver True Blood. Todo el mundo hablaba de la serie (incluso Cosmo NYC ilustró uno de sus reportajes con Sookie y Bill) y me parecía que esa trilladísima mezcla de sexo, vampiros y sangre podía volver a ser cautivante. Así es que le pedí a mi pololo que […]

trueblood1.gif
Desde hace tiempo que tenía curiosidad por ver True Blood. Todo el mundo hablaba de la serie (incluso Cosmo NYC ilustró uno de sus reportajes con Sookie y Bill) y me parecía que esa trilladísima mezcla de sexo, vampiros y sangre podía volver a ser cautivante. Así es que le pedí a mi pololo que me la consiguiera y vi la primera temporada de pies a cabeza. Y en realidad no sé bien qué decir. No es mala… pero hubo ciertos episodios que me revolvieron la guata (como cuando Bill mata a un inmortal en Fangtasia y Sookie queda con pedazos de vampiro sobre toda su anatomía),  otros que me dieron más risa que sensación de sorpresa (descubrir que Sam era un shapeshifter), reconozco que Tara me cae pésimo y simplemente no le puedo encontrar lo erótico a que me claven los colmillos y me saquen sangre cuando estoy haciendo el amor. Es más, como la sangre me da nervios con sólo pensarlo se me debilitan las rodillas. Podría decir que tengo una relación amor-odio con la serie, a veces muero por ver la segunda temporada, otras veces la encuentro absurda.
Sin embargo, los libros en los que la serie está basada me atraparon como un pulpo. Estaba en la fase de amor por la serie cuando me topé con los libros en mi amado Borders y me pregunté por qué no. Me compré el primero, me lo leí en dos días y fui enseguida a comprar el segundo antes de regresar a Chile. ¡Admito que no los puedo parar de leer! A diferencia de la serie, me da lo mismo que en los libros me metan vampiros, hadas, shapeshifters, maneads o cualquier otra criatura fantasiosa imaginable. Me lo creo todo. Me parecen entretenidos, rápidos, seductores y chistosos. Por momentos quiero vivir en Bon Temps, ir a tomarme algo a Merlotte`s y conocer a Eric (obvio).

¡Quiero el tercer libro ya! 😉

Les deseo a todas un día inolvidable
Andrea

Comenta este post

cerrar