Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas
22.01.2018

¿Te consideras respetuos@ al hablar?

Muchas veces hablamos sin mayor consciencia. Alguna de esas veces, sin darnos cuenta, decimos cosas de formas que pueden ser hirientes. A continuación, te contamos una forma que muchos tenemos sin querer y que podemos mejorar sin mayores problemas.

¿Te consideras respetuos@ al hablar?

El habla es un área en donde podemos ser respetuosos y no siempre lo somos. En particular, cuando damos nuestra opinión sobre algo, usamos mucho la expresión “esto es”. Decimos, “esto es bueno” o “esto es malo”, “esto es lindo” o “esto es feo”. Lo anterior puede parecer sólo una forma de decir algo, pero puede esconder intolerancia. Al decir “esto es”, podemos estar implícitamente diciendo que esto es de esa forma y no puede ser de otra. Más aún, podemos estar encubriendo lo que es simplemente una opinión (“eso lo encuentro malo”) como si fuera una verdad (“eso es malo”).

Si te interesa ser respetuos@ e inclusiv@ en todas las áreas de tu vida, empieza por algo sencillo: el cuidado al hablar. Primero, date cuenta de cómo te refieres a las cosas. Y segundo, en el caso de que efectivamente descubras que sueles expresar tus opiniones con esta forma absoluta, puedes empezar a cambiar frases como “esto es” por “a mí me parece” o “yo encuentro que”, o cualquier variante de ello. ¿Notas la diferencia?

4cf76fb9ec193b83461e85027b74095a

De esta forma, no caemos en absolutismos, y nos hacemos responsables de que tenemos un punto de vista, uno entre todas las personas. Al principio puede parecer difícil hacer este cambio, pero realmente es sólo una costumbre. Si lo practicas, en poco tiempo se convertirá en un nuevo hábito; tal cómo es un hábito el hablar de forma absoluta de las cosas.

Por supuesto, no es necesario ser un fanático o fanática de analizar cada cosa que decimos, pues siempre puede haber interpretaciones a partir de lo dicho. Pero, si podemos ser más conscientes y cuidadosos con la forma en que hablamos, seremos por tanto también más cuidadosos al hablar con nuestros seres queridos, y la larga, contribuir a crear una sociedad donde tratemos a los demás como a nosotros nos gustaría que nos trataran.

Comenta este post

cerrar