Cerrar
Valentina Miranda Roa
Email WhatsApp Compartido por 11 personas
24.01.2018

10 formas para comenzar tu día con energía

¡Realiza pequeños cambios en tu rutina diaria para tener una mente ganadora!

10 formas para comenzar tu día con energía

1. BUSCA TU ESTÍMULO FELIZ: La manera más efectiva y directa es a través de la música, nos explica la psicóloga Rosario Linares. Ponerle play a tu canción favorita es un golpe positivo para tu estado de ánimo. Esto significa que no necesariamente requieres de una melodía clásica o Happy de Pharrel para despertar, escucha lo que sea que motive tu sonrisa.

2. DI NO AL SNOOZE Y HAZ TU CAMA: Charles Duigg, autor del libro El poder de los hábitos, escribió que el simple hecho de hacer tu cama dispara una secuencia de hábitos positivos que aumentarán tu productividad en el día, y entre más pronto mejor, ya que esos 10 minutos que te quedas acostada entre siestas te podrían llevar a un nuevo ciclo de sueño del que despertarás a medias y de mal humor.

3. MINI MEDITACIÓN: No te levantes rapidísimo apenas suene el despertador. Tómatelo con calma, pero sin seguir durmiendo. Si es necesario, siéntate para que no te duermas, piensa en que hoy será un buen día, que eres afortunada y que todo fluirá bien. Nos gusta esta frase como mantra: “Escojo sentimientos sobre lógica, aventura sobre perfección, aquí sobre allá, ahora sobre entonces, y siempre todo con mucho amor”.

4. DI SÍ A LA LUZ NATURAL Y NO A LA ARTIFICIAL: Esto quiere decir que la luz de la pantalla de tu celular no puede ser lo primero que entre por tus ojos, porque además de desconcentrar a tu cerebro con mil notificaciones por minuto, ver Facebook no tiene los mismos efectos que asomarte por la ventana y ver el sol, ya que este aumenta nuestros niveles de serotonina para darnos energía y disminuye la melatonina, responsable del sueño. La naturaleza es sabia.

via GIPHY

5. TOMA LECHE DORADA: Una cucharada de cúrcuma disuelta en leche de almendras es la nueva medicina de moda, sirve para purificar el hígado, fortalecer las articulaciones, combatir la acidez, mejorar la circulación y, en general, regular el metabolismo. ¡Salud!

6. ESTÍRATE: Bob Anderson nos cuenta en su libro Estirándose, que estos sencillos movimientos reducen la tensión muscular que se produjo al casi no moverte toda la noche, aumentan la coordinación, te hacen consciente de tu cuerpo y despiertan tu mente. ¿Por qué? Hacen correr la sangre y dejan entrar el aire a todo tu cuerpo. No hay mejor manera de comenzar el día.

7. VISUALIZA TU HAPPY PLACE: Si lo primero que piensas al despertar es el tiempo que pasarás en el tráfico, que no has terminado una tarea, que no te cae bien tu jefe, tienes flojera de ir al gym… ya empezaste con negatividad. En vez, piensa en lo que te hará feliz, que vas a comer tal cosa, verás a x persona, hoy puedes ver un nuevo capítulo de The Walking Dead, etc. Detallitos que te impulsen a levantarte con una sonrisa.

8. OBJETIVOS DIARIOS: Cuando estés en la ducha o mientras haces tu café, no pienses en la montaña de tareas que tienes que hacer a lo largo de una vida, sino en lo que puedes avanzar este día. Tener una meta objetiva y cercana te motivará a cumplirla, según Duigg, por ejemplo, media hora antes de cenar y acostarte.

b7e6c9bc8b4bd743cefecd400f9b8146

9. PONTE LINDA: No pienses que hoy no vale la pena arreglarte porque no verás a tu novio. Sentirte y verte bien es un beneficio para ti, y luego para los demás, así que hoy es el mejor día para estrenar esa blusa bonita y usar tu lipstick rojo, elegimos este color porque primitivamente nos recuerda a la sangre, que significa vida, por ende, nos sentimos llenas de energía al verlo ¡y mucho más al usarlo!

10. LEE LAS NOTICIAS: En una encuesta de la revista Inc. a varios CEO de empresas internacionales, resultó que todos tenían un hábito en común: una de sus primeras acciones del día era leer el diario. diez minutos para enterarte de lo que pasa en el mundo no solo te dará temas de conversación, sino que, según ellos, te ayudará a tomar mejores decisiones laborales.

La melatonina en nuestro cuerpo disminuye con la edad y por eso cada año que pasa necesitamos menos minutos de sueño. Según el doctor Paul Kelleey, de la Universidad de Oxford, la hora ideal para despertar en la década de los 20 es a las 9:30; pasado los 30 años a las 8 AM; en los 40, a las 7:30 y en los 50, no más tarde de las 7.

[Por: Revista Cosmopolitan Chile Extra Body]

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar