Cerrar
Por Fotografías: Patricio Rojas.
Email WhatsApp Compartido por 310 personas
10.07.2018

El lado más profundo de Karol Lucero

Diez años han pasado desde que vimos por primera vez al comunicador en la televisión. Hoy en exclusiva nos revela cómo ha sido su camino al éxito.

El lado más profundo de Karol Lucero

La primera vez que vimos al comunicador fue en el programa juvenil Yingo. Hoy, Karol se ha instaurado como rostro en la televisión y un referente en redes sociales, donde lo siguen más de un millón de personas. Así, con los ojos puestos sobre él, ha sabido aprovechar su éxito y consolidarse en el mundo del espectáculo.

¿Cuál es balance que haces de tu carrera?

La verdad es que estoy súper contento. Si tuviera que hacer un balance sería que ha sido una escalera muy larga en la que aún me quedan muchos peldaños por seguir subiendo. Me ha costado mucho, he ido aprendiendo y me he podido perfeccionar, lo cual ha sido súper positivo. Si bien llevo 10 años trabajando, hay otros cinco o siete años que lo hice como amateur. Pero esto recién comienza, llevo 10 años, pero son mis primeros 10 años.

¿Qué proyectos te gustaría concretar en televisión?

Afortunadamente, he hecho varios proyectos que me han gustado bastante. Ha sido súper cómodo trabajar así. Pero algo que me gustaría mucho y aún tengo pendiente es realizar un programa familiar de concursos. En cuanto a metas, tengo muchas, porque soy muy inquieto y quiero lograr hartas cosas.

¿Quiénes son las personas que más admiras?

Una de ellas ya no está conmigo, mi abuelo Fernando Lucero. A él le debo en parte mi personalidad y formación. Es la persona que más me gustaría que estuviera a mi lado en este momento donde he tenido algunos logros personales. También mis padres, ellos han estado conmigo toda la vida y son los que más admiro.

Estás involucrado en varios actos sociales, ¿cuál es la relevancia que tienen en tu vida?

Creo que es un deber como comunicador. En primera instancia estudié Derecho para dedicarme al servicio público. Después, llegué a las comunicaciones, donde las obras sociales están muy latentes. Me llena poder ayudar y contribuir con aquellos que lo necesitan. Uno debe demostrar su agradecimiento con buenas acciones. Es muy gratificante echarle una mano a quien lo necesita.

Tu carrera es muy demandante, ¿cómo disfrutas el tiempo libre?

La verdad, disfruto tanto lo que hago, que no busco mucho los ratos libres. Cuando los tengo, hago eventos a beneficio y paracaidismo, que me ayuda cuando estoy estresado, me libera. También ocupo harto las redes sociales.

¿Consideras que son fundamentales en tu trabajo?

Las uso desde que existían MSN y Fotolog. Descubrí en esa instancia lo influyentes que pueden ser en las personas. Soy de una generación que nace en el fenómeno de Internet. Yo llegué a trabajar en el medio gracias a las redes sociales y ahí entendí la importancia que tenían. Hoy, son fundamentales en mi trabajo, son un canal de comunicación súper potente y una forma directa para conectar y acercarte a la audiencia.

Hace tiempo que estás soltero, ¿eso sigue así?

Estoy soltero. He podido conocer a algunas personas, pero estoy buscando a alguien que me complemente por el resto de mi vida. Yo quiero casarme y tener hijos. Creo en el matrimonio y en esa institución. De hecho, así me imagino mi vida, formando una familia.

¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?

Muchas cosas. El día que deje de hacerlas es cuando realmente me voy a volver loco. Soy una persona muy detallista. He empapelado habitaciones con fotografías, globos, hacer cosas en paracaídas, buceando. Me acuerdo de tantas que no podría resumirlas.

¡No te pierdas más sobre Karol Dance en la última edición de revista Cosmpolitan!

Comenta este post

cerrar