Cerrar
Por Nota original en: Cosmopolitan.com Autor: Perri O. Blumberg. Traducción.: Valentina Miranda Roa.
Email WhatsApp Compartido por 4 personas
17.08.2018

9 secretos que las influencers viajeras no revelan de sus vidas perfectas

Detrás de los lujosos hoteles y los miles de likes que consiguen en redes sociales, se oculta la verdad de su trabajo. Acá te la revelamos.

9 secretos que las influencers viajeras no revelan de sus vidas perfectas

La mayor parte de las influencers que se dedican a mostrar sus viajes, hacen que la buena vida parezca sin esfuerzo. Siempre están en destinos soñados, con los mejores looks, rodeadas de copas de espumante, frutas y un sol perfecto en el horizonte. Pero, ¿cómo es realmente estar fuera de casa gran parte del año? ¿es tan increíble como parece?

Cosmopolitan.com reveló los secretos que las influencers no te revelan tras sus fotos con miles de likes.

1. La mayoría no tiene un hogar

“No tengo departamento, y no lo he tenido por dos años”, revela Alyssa Ramos (30) la mujer tras la cuenta @mylifeasatravelmovie y @alyssaramostravels.

Al viajarm Alyssa empaca una maleta y deja el resto de sus cosas en una bodega, tal como explicó en un video de Instagram publicado a principios de este año. “Si necesito o quiero un descanso, consigo un hotel o AirBnb en un lugar donde me sienta cómoda durante dos semanas más o menos, y luego empiezo a viajar nuevamente”, concluye la influencer.

2. Toman el tiempo que sea necesario para editar sus fotografías

Melissa Hie (34) dueña de @girleatworld asegura que mientras menos edición tenga la imagen es mejor el resultado.

La mayoría de los viajeros que se dedican a esto, utilizan programas especiales para editar los colores, mejorar la calidad de la imagen y asegurar los likes de sus seguidores. Alyssa Ramos suele demorarse al menos 30 minutos al editar y utiliza el programa Adobe Lightroom para obtener los resultados deseados. Generalmente los influencers crean sus propios filtros que pueden guardar y más tarde usarlos de forma más rápidas en sus fotografías.

🇨🇿🍓 Trdelník with whipped cream and strawberries in Old Town Prague, Czech Republic. In the previous post, I talked about Chimney cake in Budapest. I had seen it before in Prague, in the form of Trdelník, even though the Hungarians have claimed this snack. When I visited Prague four years ago, they were sold in the same way as in Budapest. This time around, it seems that the Czech had gotten creative with it! Trdelník is now a lot more attractive and comes with different types of fillings – various ice creams, sauces like chocolate and caramel, and even whipped cream and fruits! Perfect for the summer. I love seeing how food have travelled and gets adapted around the world. This is my second time in Prague. This city is still as beautiful as I remember it four years ago! This time around I took the train out of Prague to Kutna Hora to check out the Sedlec Ossuary, a chapel decorated with real human bones. I am currently in Krakow, Poland and have been enjoying the food here. Next, I am heading to Lviv in Ukraine 🇺🇦! Please comment and recommend me your favorite Ukrainian dish or snacks!

A post shared by ❤️ Mel's Food & Travel log (@girleatworld) on

3. Tienen múltiples ingresos para costear sus viajes

Si bien muchas veces los influenciadores se esfuerzan por conseguir regalos como estadías de hoteles en sus viajes, no todo es gratis. La verdad es que muchos de ellos si pueden costear el estilo de vida que llevan, gracias a sus grandes ganancias en redes sociales -YouTube, Instagram, Blog- y al convertirse en embajadores de marcas.

Ramos estima que durante este año logrará llevar a casa al rededor de $110.000 mil dólares que se sumarán a sus $40.000 mil dólares de ahorro.

4. Sus viajes no siempre son vacaciones

Suena difícil de entender, pero cuando el placer se transforma en tu trabajo, viajar no siempre significa conocer. Tal como explica Christine Tran (32) de @tourdelust, muchos de ellos pasan horas en reuniones negociando acuerdos con marcas, que pueden llegar a un pago de $2.500 a $15.000 dólares o más. “Siempre termino mi noche con una cena temprano y rara vez salgo a beber algo después. Prefiero volver a mi hotel temprano para pasar al menos una o dos horas poniéndome al día con mi correo electrónico”.

Y no solo eso, los influenciadores deben localizar las mejores ubicaciones en el país de visita para garantizar la foto perfecta. “Algo que no comparto, incluso en las historias de Instagram, es el proceso de planificación y búsqueda de lugares”, asegura Tran.

Dentro de su itinerario también deben destinar tiempo a la edición de fotos y videos. “Trabajamos todo el tiempo durante nuestros viajes. Son sesiones de fotos constantes”, explica Alyssa Bossio (25) de @effortlyss, quien su novio la ayuda con este deber.

Taking over New York City 🗽👭✨

A post shared by Alyssa Bossio (@effortlyss) on

5. Madrugan para tomar la foto perfecta

Si eres de las que te encanta dormir, es posible que nunca logres las fotos de las influencers. Kara Harms de @thewhimsysoul asegura que se levanta a las 5:00 AM para lograr visitar los lugares de interés sin tener a turistas entrometidos en sus fotos.

“La luz de la mañana siempre es perfectamente suave y tiene la cantidad justa de calor. Es casi difícil tomar una mala foto al amanecer”, asegura Harms.

6. Nunca pierden la boleta de la ropa que compran

“Compro y a veces devuelvo la ropa que utilizó en las sesiones de fotos si sé que no voy a volver a ponérmela o me acerco a las marcas si realmente necesito un outfit y me envían ropa”, explica Alyssa Bossio.

El look es igual de importante que la edición, por eso Bossio planifica cada uno de sus atuendos según el lugar que visitará. Por ejemplo, para Grecia prefiere vestidos blancos y azules, mientras que un traje de baño de colores es ideal para Portugal.

Muchas veces una sesión tiene muchos cambios de vestuario para que todo luzca diferente.

We all have those moments where we just can’t stop smiling 😁 Paris has been such an amazing stop on our #Eurotrip. We explored every possible corner of this magical place while we were here — finding the cutest vegan smoothie place where the girl who worked there followed me (so nice to meet you!!), running through colorful streets taking photos of the Eiffel, discovering undercover bars with friends, seeing the city from the best rooftops, and most importantly, meeting so many of you amazing souls (in London too!) — The best part is we are just getting started! Now off to the breathtaking #ITALY for some more incredible summer adventures!!!! 🇮🇹✌🏽 I am 100% Italian and I know a little bit of the language already, and it’s been such a dream of mine to visit my roots!!! 😍😍 — Tag someone you’d come to #Paris with! Use #Effortlyss so I can see your beautiful travel content ❤️✈️

A post shared by Alyssa Bossio (@effortlyss) on

7. Empacan sus propios props (decoración y utileria)

“Siempre llevo una pequeña bolsa y sombreros lindos para usar de accesorios”, asegura Tran, con el fin de complementar sus imágenes. También se preocupa de llevar lentes de sol, relojes adicionales, toallas, velas, comida, cócteles o incluso diarios.

8. También ocurren cosas terribles

Pero no lo vemos, todo va dentro de su trabajo. “Hay muchas noches de insomnio, desfase de horario, correr en aeropuertos, perder cosas, cargar maletas pesadas por escaleras y noches solitarias en habitaciones de hotel”, dice Nicole Isaacs de @nicoleisaacs, quien asegura que los viajes no son tan glamorosos como parecen.

“Un niño me vomitó en un avión, perdí mi equipaje más veces de las que pueda contar, me robaron en la playa, perdí trenes y vuelos, y me quedé atrapada en pequeños pueblos en medio de la nada. La lista sigue y sigue”, explica Isaacs.

9. Se pierden grandes eventos de sus familiares y amigos

Este trabajo puede ser igual de agotador que cualquier otro. “Cuando llamo a mi familia y amigos a casa, a veces me entristece que me pierdo algunos de sus eventos importantes de la vida. Hemos considerado detenernos”, dice JuLee (35) de @estherjulee, quien pasa un año en cada lugar que visita.

Have you been to a place recently you were so grateful to have visited? ⠀⠀⠀ ⠀ I never would have thought to come out to Itsukushima Shrine if I visited Japan on my own, but thanks to @atomicmari and @peter_kitch, we got to celebrate their wedding with them on this beautiful island. I cant believe it’s already been two months! ⛩🎊 ⠀⠀⠀ ⠀ Also my first time wearing a kimono!💙 Can’t believe how many layers are part of it. 😳 ⠀⠀⠀ ⠀ PRO TIP for anyone visiting though… just know there are real weddings happening here. They’re not reenactments or something put on for tourism. It’s really annoying to have tourists come up behind you and talk loudly during the ceremony.

A post shared by Local Adventurer 🚲 Esther (@estherjulee) on

¿Te animas aún a la vida de influencers?

Comenta este post

cerrar