Cerrar
Por Nota original: Cosmopolitan.com/Es Autores: Bridget Dufour y Bridget Burns.
Email WhatsApp Compartido por 25 personas
12.09.2018

22 datos que no sabías de “The Devil Wears Prada”

¡Porque nos encanta esta película, te contamos los secretos que no sabes de esta historia!

22 datos que no sabías de “The Devil Wears Prada”

La película está basada en hechos reales

Si pensaste que todo era ficción, la verdad es que esta historia se basó en el libro de Lauren Weisberger, ex secretaria de la directora de Vogue América, Anna Wintour.

Diferentes productoras se pelearon los derechos

Antes de que el libro llegara a las tiendas en 2003, hubo muchos estudios de cine que lucharon por conseguir sus derechos para hacer una película. Sólo tenían una adelanto de 100 páginas, pero sabían que iba a funcionar. La ex presidenta de Fox, Carla Hacken, contó: ‘Fui la primera persona en leerlo en mi estudio, pero en seguida me di cuenta de que Miranda Priestlye era una de las mejores villanas de la historia. Recuerdo que fuimos super agresivos para hacerlos con los derechos’.

Se empezó a trabajar en el guión antes de que saliera el libro

Una vez comprados los derechos, Fox comenzó a trabajar en la película antes de que el libro viera la luz. Cuando se publicó el manuscrito, los guionistas incorporaron los detalles que les faltaban.

Al director no le gustaba la trama

‘Miranda era una bruja y la motivación del libro era vengarse’ contó Frankel. ‘Hubo muchos conflictos que terminaban en la humillación de Miranda. No me gustaba. Desde mi punto de vista teníamos que terminar como agradecidos con este personaje. ¿Por qué las personas excelentes han de ser amables?. Así que cambiamos parte del final’.

Gisele Bündchen sale en el libro

La modelo brasileña aparece en el libro por un regalo de Navidad que le manda a Miranda.

Y aceptó salir en la película con una condición

Gisele actuaría en la película siempre y cuando su personaje no fuera un modelo.

Stanley Tucci aceptó ser Nigel 72 horas antes de comenzar el rodaje

Durante meses, el equipo tuvo problemas para encontrar a un actor que encajase y quisiera hacer el papel de Nigel. En el último momento se encontraron a Tucci, tan sólo 72 horas antes de empezar a rodar.

via GIPHY

El director hizo la prueba a 100 chicas para encontrar a Emily

Emily se encontraba en Los Ángeles haciendo la prueba para ‘Eragon’ cuando se estaban realizando las de The Devil Wears Prada. En el último momento su agente decidió presentar una cinta para el papel. Ella se volvió a su casa pensando que todas las audiciones habían sido un fracaso. Pero Frankel se enamoró de ella al momento y la llamó a su casa para ofrecerle el papel. Su madre cogió el teléfono y le dijo: ‘está en un bar intentando olvidar sus audiciones en Los Ángeles’. Al minuto la avisaron: ‘Estaba en un bar’ contó Blunt, ‘lo llamé desde el baño para que no se oyera el ruido. Me dijo: te daría ya el papel, pero el estudio quiere verte una vez más, ¿puedes hacer lo que hiciste pero vestida de manera un poco más moderna?’.

via GIPHY

Los guionistas y el director no tenían a nadie en mente para interpretar a Miranda

Soñaban con tener a Meryl Streep, pero no creían que fuera a pasar. “Hablamos un poco de Meryl, pero no me atrevía a soñar”, contó la guionista Aline Brosh McKenna .

via GIPHY

Meryl rechazó el papel hasta que no le pagaran lo que le pedían

“La oferta no reflejaba mi valor real para el proyecto”, contó Streep. “Dije que no y luego doblaron la oferta”.

via GIPHY

El equipo quería que Rachel McAdams fuera Andy

Los jefes de casting presionaron mucho para conseguir a Rachel McAdams para el papel de Andy. Pero ella lo rechazó porque necesitaba descansar.

Para prepararse el papel, Anne estuvo trabajando gratis de secretaria

Anne sentía que necesitaba una experiencia real como secretaria para prepararse el personaje. Así que estuvo trabajando gratis en una casa de subastas como asistente.

via GIPHY

Hubo que repetir la escena más famosa de la película miles de veces

Hubo que repetir muchas muchas veces la escena en la que Meryl le tira el abrigo y el bolso a Anne encima de la mesa. ‘Fue un día complicado para Meryl’ recuerda Blunt. ‘Probablemente repetimos la escena unos 100 veces en un solo día’, añadió.

via GIPHY

El rodaje fue en un ‘supuesto’ Nueva York

La película tenía un presupuesto tan ajustado que no llegaba para pagar los permisos de rodar en el MoMa o en Bryant Park, así que hubo que crear escenarios que los imitaran.

Meryl no rodó en París

Mientras Anne Hathaway y Simon Baker volaban a París, Fox pensó que sería demasiado costoso que también viajara Streep. Así que sus escenas de “París” fueron rodadas en los Estados Unidos.

via GIPHY

Valentino es el único diseñador que aparece en la película

Mientras que las protagonistas llevaban prendas de muchos diseñadores, el único que hizo un cameo en la película fue Valentino. Los rumores aseguran que la propia Anna Wintour amenazó a todos los modistos con no volver a salir en Vogue si salían en la película.

El toque brillante de Meryl

Todo el reparto y equipo de la película esperaban una interpretación de Meryl con una Miranda agresiva y fuerte. ‘Todos teníamos una idea de cómo iba a sonar Miranda’ contó Hathawy, ‘sin embargo, cuando Meryl abrió la boca por primera vez, y susurró, todos nos quedamos alucinados. Fue un golpe tan inesperado y brillante’.

via GIPHY

Meryl no se basó en Anna Wintour para su papel

‘La voz se la copié a Clint Eastwood’ contó Streep. ‘El nunca nunca nunca levanta la voz. Todos tienen que inclinarse para escuchar, y él sigue siendo la persona más poderosa en la sala. Pero él no tiene gracia. Esa parte se la robé a Mike Nichols, nadie como él para soltar el comentario más cruel, con ironía y hasta gracia.

Meryl Streep no quiso relacionarse con las demás estrellas hasta el final

Meryl Streep mantuvo las distancias con el resto del elenco porque no quería poner en peligro la relación fría que tenía que respirarse entre Miranda y los demás. En su primer día de rodaje, llegó al set y le dijo a Anne: ‘Creo que eres perfecta para este papel. Estoy muy feliz de que trabajemos juntas. Esto es lo último agradable que te voy a decir’.

via GIPHY

Una película más que rentable

La película ganó casi ocho veces más de lo que costó hacerla. El presupuesto del largometraje eran 41 millones y llegó a ganar 326 millones de dólares de venta en taquilla.

La película hizo despegar a Emily Blunt

La actriz británica iba a tomar café todas las mañanas a la misma cafetería del centro de Londres. La película cambió todo. ‘El día que se estrenó la película todas las personas del bar me reconocieron. Fue increíble’ contó la actriz.

via GIPHY

Los actores no quisieron una segunda parte

A pesar de que existe un segundo libro, los actores no apoyan la idea de una segunda película. ‘ No creo que saliera bien’, dijo Hathaway, ‘me encantaría hacer una película con los mismos actores, pero algo distinto’, añadió.

via GIPHY

Comenta este post

cerrar