Cerrar
Por
Email WhatsApp Compartido por 10 personas
20.12.2018

Cómo hacer tu hogar más sustentable

Desde decoración con plantas hasta la iluminación correcta, ¡así de sencillo!

Cómo hacer tu hogar más sustentable

Tu casa puede ser verde en más de una manera. Te ayudamos a hacer de tu hogar uno sostenible, amigable y superlindo para tu beneficio y del planeta. Es más fácil de lo que imaginas.

Anímate por el verde

El color Pantone de 2017 se quedó con nosotros este año, porque nos encantó su frescura; es posible usarlo sin problema, ya que transmite una sensación relajante en cualquier espacio. Según la empresa, “es un tono chispeante que evoca una vegetación frondosa y la exuberancia de la naturaleza. Te invita a respirar profundo, oxigenarte y revitalizarte”.

Ilumina correctamente

Compra focos led en lugar de incandescentes: aunque son un poco más caros, duran hasta 10 veces más y puedes ahorrar hasta un 85% de energía, lo cual beneficia al planeta y, a la larga, a tu billetera. Para no tener luces encendidas sin necesidad, puedes instalar sensores de movimiento que las activen cuando pases o temporizadores que las apaguen después de cierta hora.

A jardinear

No necesitas mucho talento ni un terreno enorme para dar rienda suelta al jardinero que llevas dentro: compra macetas de riego automático y tus especies vivirán mejor y por más tiempo. Hay diversos modelos, con los de pared puedes hacer un especiero viviente en tu cocina: albahaca, cilantro, orégano, perejil, menta y romero son básicos. Y los de goteo, que pueden dar agua a tus plantas hasta por un mes si te vas de vacaciones; son ideales para tener palmera de bambú, lengua de tigre y ficus. Según la Nasa, son las plantas que oxigenan más.

El poder de las flores

Tanto flores como plantas verdes tienen un efecto positivo en el cerebro, según investigadores de la Universidad Wageningen de Países Bajos. Los pacientes de hospitales que tenían flores necesitaron menos medicina posoperatoria, porque se sentían menos estresados. Los comensales en restaurantes con flores frescas en la mesa reportaron mejor humor, y los empleados con plantas en su escritorio se desempeñaron mejor y con más creatividad. Compra en mercados locales para equiparte del flower power, las especies en tonos claros son relajantes y las de colores saturados te dan energía.

Paredes verdes

Los muros de cultivo son un boom en la decoración y arquitectura; es posible hacer estos jardines verticales tú misma en casa; lleva trabajo, pero es un DIY fabuloso si las manualidades son lo tuyo. Si no, otra opción para muros verdes es el papel tapiz. Chiara Ferragni puso de moda el de las palmeras al compartirnos en Instagram una foto de su baño con hojas de plátano.

Adopta el estilo vintage

Pon un nuevo tapiz al sillón de tu abuela, ve de shopping a mercados de pulgas y antigüedades para encontrar piezas fabulosas, pinta, redecora y dales un nuevo look a muebles que ya poseas para otorgarles una segunda vida. Debemos erradicar el hábito de usar y tirar, no es necesario reemplazar todo en nuestra vida cada temporada, ni en el clóset ni en la casa.

Hola al sol

Si tu presupuesto y espacio lo permiten, instala paneles solares que den energía a tu casa entera; si no es posible, todo lo que se recargue con luz solar es tu nuevo mejor amigo, desde luces hasta relojes, radios, máquinas para podar, duchas, parrillas, autos… ya no son solo las calculadoras.

Cambia tu entorno plástico

Por tu salud y la del planeta, usa contenedores de vidrio, acero o porcelana en lugar de plástico, ya que al calentarse o rasparse liberan químicos que pueden ser perjudiciales para tu cuerpo. Especialmente, evita el plástico de un solo uso, es decir, el que botas después de utilizar una vez, las bolsas del súper, los potes, los utensilios desechables, las botellas de agua, etc. Extiende este hábito fuera de casa, por ejemplo, si compras un café no le pongas la tapa de plástico.

¿A dónde va todo lo que botas?

Más allá del reciclaje de cartón, plástico, aluminio y compost, la regla es no botar tal cual a la basura lo que no se pueda desintegrar sin intervención humana, como las baterías. Busca un lugar donde reciclarlas, hay centros comerciales y tiendas que tienen contenedores. Otro esfuerzo útil es reducir tu uso de productos para limpiar; reemplázalos por bicarbonato o vinagre cuando sea posible, ya que sus químicos agresivos contaminan el agua y el aire, pues los que no se diluyen se evaporan.

¿Lista para comenzar una nueva etapa?

Comenta este post

cerrar